Por FRANCISCO VARGAS M. Enviado Especial
 (Crónica y Fotos)

JALOSOTITLÁN, Jalisco. Los rejoneadores navarros, la gran figura Pablo Hermoso de Mendoza y su hijo, el novillero Guillermo, se convirtieron en los triunfadores de la última Corrida (Mixta) del Carnaval de Jalostotitlán 2018, al cortar dos y tres orejas respectivamente; lo que les redituó salir en hombros al final del festejo, de la Plaza Fermín Espinosa “Armillita”; por su parte el matador Diego Silveti como su hermano el novillero Juan se fueron de vació.
En esta ocasión con un clima caluroso y fresco al final, el coso registró casi lleno, saliendo por la puerta de los sustos diez astados. Dos de La Estancia para rejones destacando el segundo, uno de Karla y Paco Santo para rejones bueno, tres de El 7 siendo devuelto el segundo por quebrarse el cuerno desde la cepa; y cuatro de Pablo Moreno uno de ellos para rejones. En términos generales todos sin complicaciones.

PABLO HERMOSO DE MENDOZA (Rejoneador)
Con “Nevado” estuvo certero y lucido en los dos rejones de castigo como en banderillas ante uno de La Estancia que tenía clase pero fuerza medida, logrando buenos momentos cuando colocó cortas. Pinchazo y rejón de muerte que surtió efectos para escuchar palmas.
Ante el bravo “Coquetón” dejó ver su maestría y gran torería colocando banderillas al quiebro, de frente y cortas sin faltar los adornos como fueron los giros a la mínima distancia aprovechando las estupendas embestidas del burel. Dejó el rejón de muerte que surtió efectos inmediatos para ser premiado con las dos orejas, dando la vuelta triunfal con el ganadero Alejandro Martínez Vértiz y su hijo del matador de mismo nombre.

GUILLERMO HERMOSO (Rejoneador)
El joven novillero estellés tuvo actuación espectacular y triunfal por esa manera de frescura y gran exposición para hacer el Arte de Marialva. Con su primero “Señorón” que tuvo nobleza se lució colocando dos rejones de castigo como banderillas, otras cortas, rosas y banderillas a dos manos, dejándose llegar los pitones cerca de sus cabalgaduras. Pinchazo y rejón de muerte que surtió efectos inmediatos.
Con su segundo “Manga Rota”, el joven rejoneador estuvo en el mismo tenor de entrega y espectacularidad, ante un novillo de Pablo Moreno que se aquerenció en tablas, por lo que tuvo mayor mérito todo lo que hizo en el ruedo. Después de dejar el rejón de muerte casi en su totalidad fue premiado con las dos orejas.

DIEGO SILVETI (Malva y Oro)
“Orejano” se llamó su primero de El 7, manejable pero de fuerza medida al que le trazó una labor entendida y aseada logrando buenos pases que tuvieron eco. Estocada poco trasera y caída para escuchar palmas.
Su segundo una vez que lo toreó con capa se quebró el cuerno derecho desde la cepa. Ante esto lo toreó con muleta por el lado izquierdo logrando algunos pases aceptables que la mayoría del público no le tomó mucho en cuenta estando errático con la espada por lo que escuchó un aviso.
Regaló otro de Pablo Moreno con el cual se gustó al lancear a pies juntos como en su faena de muleta, misma que fue prácticamente derechista pero que desafortunadamente malogró con la espada para escuchar palmas.

JUAN SILVETI (Azul Turquesa y Oro)
Al saltar a la arena “Miramonte” de la dehesa de El 7, salió acalambrado de los cuartos traseros por lo que el público solicitó que fuera devuelto a los corrales, aceptando la petición el juez Ignacio Rivera Río.
En su lugar salió “Cotorrón” también de El 7 al que quitó por ajustadas gaoneras, mientras que con muleta estuvo voluntarioso mostrando cierto verdor. Estocada casi entera escuchando palmas.
En lo que toca con “Mexicano”, vuelto de cornamenta, se vio un tanto desconfiado y con cierta incertidumbre el novillero, tanto con capa como muleta logrando aislados pases. Pinchazo y estocada para silencio. ([email protected] )

¡Participa con tu opinión!