El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, reveló que hay una segunda carpeta de investigación en proceso de integración en contra de otro sacerdote del estado, denunciado también por delitos de tipo sexual hacia un menor de edad.
Agregó que tanto el caso del clérigo que ya está detenido, como el que actualmente se mantiene bajo investigación, son expedientes generados a partir de denuncias hechas hace alrededor de un año.
Se trata de investigaciones que no son sencillas porque están asociadas a hechos en los cuales en la mayoría de los casos no hay testigos; “eso es un común denominador ya que obviamente los victimarios cuidan en extremo esa condición”, precisó.
Siempre que se realiza un acto en contra de un menor, procuran hacerlo sin la presencia de testigos, reiteró, al tiempo de explicar que ese tipo de investigaciones llevan tiempo porque hay que practicar pruebas y obtener dictámenes.
En ese sentido, sostuvo que es necesario determinar que el menor no está haciendo una sobreestimación de situaciones, es decir, se requiere certeza ante la gravedad de un asunto de tal naturaleza y exige suma puntualidad en las indagaciones.
En conferencia de prensa, Figueroa Ortega subrayó que en todos los casos la institución trabaja con pruebas fehacientes, pero en los que involucran a menores y por el tipo de delitos se adiciona una responsabilidad mayor.
“Y es que hay un cuidado especial en la protección y el interés superior del menor afectado, de ahí el sigilo en las indagatorias que se cumplen”, agregó el fiscal estatal.
Al respecto, señaló que si bien ambos casos son del conocimiento de la Iglesia Católica en Aguascalientes, no hay una comunicación permanente de los avances porque “ello es responsabilidad de la Fiscalía”.
Finalmente, dijo que hasta el momento solamente se ha detectado un agraviado para cada caso; ambos, menores de doce años.