Otra vez volvieron a “pegar” los asaltantes de cuenta-habientes y el viernes por la tarde despojaron a un empleado de una constructora de la cantidad de 80 mil pesos en efectivo, que minutos antes había retirado de una sucursal bancaria ubicada en la avenida Convención Poniente, a la altura del fraccionamiento San Marcos.
A pesar de que se implementó un fuerte operativo por parte de policías estatales y policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, los asaltantes lograron escapar con todo y botín, a bordo de una motocicleta de pista en color negro y rojo.
Este robo a mano armada se registró el viernes aproximadamente a las 14:22 horas, en la calle Nápoles y esquina con avenida Convención Poniente, en el fraccionamiento Del Valle 2ª. Sección.
La víctima de los asaltantes de cuenta-habientes fue un hombre identificado como Juan Carlos “N”, quien el viernes por la tarde acudió al Banco Banorte que se ubica en la avenida Convención Poniente y esquina con la calle 25 de Abril, en el fraccionamiento San Marcos.
En ese lugar realizó el retiro de 80 mil pesos, dinero que guardó en un maletín y enseguida se dispuso a retirarse en un vehículo marca Nissan Tsuru, a fin de llevarle el dinero a su jefe, un ingeniero y propietario de la constructora donde trabaja.
Al arribar a un edificio que se ubica sobre la calle Nápoles y esquina con la avenida Convención Poniente, en el fraccionamiento Del Valle 2ª. Sección, Juan Carlos se estacionó y se dispuso a bajar del coche.
Sin embargo, en esos momentos fue interceptado por un asaltante que lo amagó con una pistola tipo escuadra, al tiempo que le exigía que le entregara el maletín donde llevaba el dinero que había sacado del banco.
Debido a que incluso el asaltante le apuntó a la cabeza con la pistola, por miedo a ser herido decidió obedecer.
El hampón lo despojó del maletín con los 80 mil pesos en efectivo y las llaves del vehículo Nissan Tsuru, para después escapar en una motocicleta de pista, en color negro con rojo, donde lo esperaba su cómplice.
Los dos delincuentes se dieron a la fuga con rumbo desconocido y a pesar de que se implementó un operativo en el que participaron policías estatales y policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, no se logró dar con su paradero.
Más tarde arribaron al lugar de los hechos unos agentes del Grupo Anti-Asaltos de la Policía Ministerial del Estado, quienes iniciaron las investigaciones correspondientes.

 

¡Participa con tu opinión!