Cuando el pasado 24 de enero se publicó que el gobernador Martín Orozco Sandoval entregó becas académicas de educación superior a 12 internos en el Centro de Reintegración Social (Cereso) de El Llano, se consideró un acto de la mayor importancia, porque de esta manera se abre un campo de oportunidades a quienes por algún motivo están privados de su libertad.

Es importante resaltar lo anterior porque del estudio y el trabajo que desarrolle la población penitenciaria será su futuro, toda vez que al egresar podrán poner en práctica lo que aprendieron y llevar una vida distinta a la que tenían al entrar, y esto va en beneficio propio, de su familia y de la colectividad en general.

Lo que hace falta ahora es que el titular del Poder Ejecutivo disponga incluir en la ley la preliberación por buen comportamiento, que hace tiempo era tradicional el 15 de septiembre y el 24 y 31 de Diciembre, que incluía una ceremonia a la que asistían los allegados del absuelto, convirtiéndose en un compromiso moral de seguir por la senda del bien.

Por alguna causa las últimas administraciones estatales se olvidaron de consumar ese evento, lo que impidió a los privados de salir antes del tiempo previsto gracias a su adecuada conducta, premio que impulsaba a ser mejores cada día para hacerse acreedores a que se les tomara en cuenta.

El hecho de que se entreguen becas a quienes se encuentran en el centro de reclusión de El Llano es fundamental, porque esto les permite llevar a cabo estudios de ingeniería en gestión empresarial en línea, que imparte el Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA), pionero en este tipo de programas, que entre paréntesis ha beneficiado a un número elevado de residentes de los municipios fuera de la ciudad capital, entre ellos amas de casa que desde su hogar han podido continuar y concluir su preparación.

Para el mandatario, proporcionarles una beca es un camino que les asegure la superación personal y profesional que se han propuesto y que en un futuro les sirva como vínculo en su reintegración al sistema productivo. El Gobierno le paga directamente al Tecnológico la beca semestral, por lo que los alumnos sólo tienen que esforzarse en estudiar, lo que reiteró Orozco Sandoval, es una demostración de perseverancia y ejemplo, que cuando se quiere es posible alcanzar las metas que cada quién se proponga.

Dentro de los mismos penales también hay talleres de diferentes oficios, en donde los internos laboran y esto contribuye a que tengan un ingreso económico que es en apoyo propio y para su familia, además de actividades artísticas y culturales en las que toman parte.

El siguiente paso, igual de trascendente que los descritos, sería reanudar las preliberaciones, que en mucho favorece para que se esfuercen en ser positivos, más participativos y mejores compañeros, porque saben que de ello dependerá que salgan antes de lo fijado por el juez, por lo que es necesario incluir esta opción en el marco legal.

Son cuestiones que no tienen un costo para el erario y de alguna manera “visten” a la administración pública, al darle una opción a todos los que se encuentran separados de la sociedad, que pueden hacer más llevadero el encierro a sabiendas de que ir por el buen camino puede adelantar su salida.

Ojalá que MOS analice lo objetivo de esta medida y dicte lo conducente, donde tendría una participación trascendente el Congreso del Estado, que es el que debe aprobar la inclusión o los cambios en la ley para que deje de ser a criterio del gobernador en turno, sino que sea un derecho que se han ganado los bien portados.

SUBE USO DE CRISTAL

Como decían los antiguos comentaristas, da “grima” saber que cada vez son más los adolescentes que consumen cristal, porque es una muestra de que no hay investigación de inteligencia para frenar su distribución y venta, principalmente en las colonias populares y en planteles de enseñanza secundaria y bachillerato.

Las autoridades educativas rechazan que en las escuelas se comercialice ese alcaloide, sin embargo diversas fuentes señalan que en torno a las instituciones pululan individuos que se encargan de ofrecerlo, sin que alguna de las corporaciones policíacas logre su aprehensión con el argumento que no hay denuncias, pero, con trabajo de campo y presencia de grupos de investigación se puede conocer la forma en que operan.

La directora del Centro de Integración Juvenil (CIJ) de Aguascalientes, Rubicelia Jiménez Salazar, señaló que de 510 nuevos expedientes que se iniciaron en 2018, el 40% están relacionados con el consumo de sustancias psicoactivas como el “cristal”, que consumen menores entre 15 y 16 años, cuya circunstancia se duplicó de un año a otro, asimismo otro 40% corresponde a la utilización de la marihuana.

De los datos que proporcionó la titular del CIJ destaca también que de las personas atendidas, sea por consumo de bebidas alcohólicas, tabaco o drogas, el 60% concluyen convenientemente el tratamiento, un 20% lo suspende al percibir una mejoría, un 10% no termina el proceso y el 10% restante abandona el régimen en 15 sesiones o antes.

El problema con los menores que consumen cristal es que los hace adictos a una droga sumamente dañina, ya que los impulsa a conductas violentas, provoca lesiones cerebrales y reduce el apetito, lo que hace más difícil su atención, por lo que es necesario darle un seguimiento puntual que permita detectar y frenar esta acción.

Aunque Rubicelia Jiménez no mencionó cómo es que los jovencitos se hacen partidarios y en dónde adquieren el cristal, es un tema que ha sido tratado en diversos foros donde se afirma que en las colonias y en torno a las escuelas hay sujetos que ofrecen el estupefaciente, que en algunos casos llega a niños de 12 y 13 años.

Entre las razones principales que empujan a los jovencitos a entrar a ese mundo está la desintegración familiar, que los hace sentirse solos y percibir que no los comprenden, que nadie los atiende, por lo que se requiere la comunicación apropiada entre papás e hijos para que exista la afinidad adecuada y no suponer que con atender sus necesidades económicas queda resuelto todo, cuando lo más importante es la adhesión de afectos.

Lo anotado obliga a las autoridades de salud y educativas a unir esfuerzos para reanudar el programa informativo en las instituciones educativas y en los fraccionamientos, sobre el daño que causa al organismo el empleo de cualquier tipo de droga, trátese de cristal, marihuana, alcohol y cigarros, lo mismo que cualquier otro tipo de estimulante, para ello se requiere de una participación decidida de los padres de familia, que deben de ser los más interesados en evitar que sus hijos caigan en las redes de las bandas que andan a la caza de los adeptos, o para iniciarlos en un empleo que puede llevarlos a la ruina física y mental.

RATIFICADO

Hace un mes, justo el 12 de enero, se dio a conocer que por acuerdo del director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, Germán Martínez Cázares, el contador público Diego Martínez Parra continuará como delegado estatal en Aguascalientes, lo que es un reconocimiento a la labor que ha desempeñado desde el 25 de enero de 2005, convirtiéndose en un ejemplo a seguir para los funcionarios públicos en general, al estar dedicado exclusivamente a sus funciones, además ha sido un factor decisivo para que la entidad cuente con el tercer hospital y una serie de unidades médicas familiares en varias partes de la entidad. Su relación con el sector patronal y la representación obrera ha sido de respeto mutuo, siempre velando por elevar los servicios que se proporcionan a casi 800 mil personas, tanto de Aguascalientes como de municipios pertenecientes a Jalisco y Zacatecas. Su presencia le dará continuidad a los programas en marcha y la concretización de los que están anunciados. Es de las decisiones que atraen de la sociedad, que sabe que con él podrá seguir en línea ascendente la atención que se brinda.