Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, en estos últimos días se le ha brindado mucha atención a las “famosas” diez preguntas que el cineasta Alfonso Cuarón le hizo de manera directa al Presidente Enrique Peña Nieto, a través de una misiva pública en la que el director de cine afirma representar la voz e inquietudes de muchos mexicanos y deja entrever su irritación por la declaración que hiciera el Presidente de la República en una entrevista periodística en la que afirmó que él no se encontraba bien informado sobre la reforma energética aprobada el año pasado por el Congreso de la Unión.

El pasado lunes y también de forma pública, el Presidente Peña respondió a cada uno de esos diez cuestionamientos de Cuarón, creo yo de una manera exhaustiva y didáctica, con lo que se pensaría que se atendió oportuna y adecuadamente la pretensión del cineasta pero, por el contrario, éste, al quedarse evidentemente sin contraargumentos, tuvo la ocurrencia de plantear una pregunta más, ¿por qué no debatir?, me imagino que buscando ir cambiando su rol de director de cine por el de productor de un “reality show”, porque propone específicamente la celebración de tres debates en televisión abierta, en horario “prime” (pudiendo decir “estelar”) y cobertura amplia, con puntos de vista a favor y en contra y en donde participen diversos expertos en materia energética y todos los temas que se derivan de esta reforma.

Considero que el debate abierto de los temas públicos es muy sano para las democracias en consolidación como la nuestra y creo que la reforma energética lo amerita. Sin embargo, quien lo pide, como se pide y a quien lo pide es lo que, en este caso, está mal planteado. Por lo que siguiendo la misma dinámica propuesta, haría yo mis propias diez preguntas sobre toda esta situación estrictamente mediática:

1.- ¿Quién formula las preguntas y pide los debates? ¿Alfonso Cuarón Orozco, en su calidad de ciudadano mexicano o como director de cine recientemente galardonado por un “Oscar” y señalado como una de las 100 figuras más destacadas e influyentes en la vida pública mundial según la revista norteamericana “Time”?

2.- ¿En base a qué el Señor Cuarón se ostenta como vocero y representante de muchos mexicanos para pronunciarse a nombre de todos ellos como preocupado e inquieto sobre la reforma energética?

3.- El Señor Cuarón, ¿habrá hecho una tabla comparativa entre los costos del gas, gasolina, combustóleo y energía eléctrica entre México, Estados Unidos e Inglaterra?, estos dos últimos países en donde radica la mayor parte del año.

4.- ¿Qué beneficios tangibles han generado para los mexicanos sus últimas cuatro películas dirigidas (todas ellas producciones extranjeras)?, tales como empleos directos o indirectos para nuestros connacionales.

5.- ¿Hablará al tanteo el Señor Cuarón al afirmar que nuestro país tiene un Estado de Derecho muy endeble (y muchas veces inexistente) o lo dirá por algunas experiencias personales?

6.- El Señor Cuarón habla mucho de la vida democrática de México. En el caso del proceso electoral federal del año 2012, ¿ejercería su derecho al sufragio (siendo también un deber ciudadano) y votaría por su Diputado Federal, sus Senadores y para Presidente de la República?

7.- ¿Qué no vivimos en un sistema de gobierno representativo en donde la discusión de los grandes temas nacionales se da en el seno del Congreso de la Unión a través de nuestros representantes, los Diputados y Senadores? De lo contrario, ¿para qué sostenemos política y financieramente a un Poder Legislativo que se pretende apartar de estos debates?

8.- ¿Por qué tres debates y no uno solo o tal vez cinco o diez o más?

9.- ¿Quién organizaría dichos debates y fijaría las reglas a seguir en ellos?, porque de ello dependería la imparcialidad y credibilidad de los mismos.

10.- ¿Qué es lo que realmente persigue el Señor Cuarón con todo este show mediático de las preguntas, las respuestas y ahora los debates?, ¿una inquietud legítima y genuinamente ciudadana o sus motivaciones son básicamente de naturaleza política?

Formulo todas estas preguntas de manera muy respetuosa y a título personal, sin hablar por terceras personas ni escudarme en ellas.

Les deseo un extraordinario día a todas aquellas mujeres que han tenido la dicha de ser madres. Muchas felicidades!!!

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención.Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @josecarlos_romo