Un total de siete carpetas de investigación son las que se han iniciado en la Fiscalía General del Estado, relacionadas con la banda de extorsionadores que opera en Aguascalientes y que se dedica a provocar accidentes automovilísticos, para después cobrar a las víctimas fuertes cantidades de dinero con amenazas y como pretexto para la reparación del vehículo para evitar la intervención de los agentes de seguros o de policías viales.
Asimismo, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado informó que suman ya cinco los integrantes de esta banda detenidos por policías estatales en los últimos días, además del aseguramiento de dos automóviles con placas de circulación del estado de Nuevo León que utilizaban para cometer los delitos.
Esta banda de estafadores que fingían accidentes y pedían fuertes sumas de dinero, proviene de la ciudad de Monterrey, de donde son originarios todos sus integrantes.
El pasado 11 de julio fueron detenidos Francisco Javier, de 25 años; Oswaldo, de 20 años y Laura Judith, de 24 años, tras provocar un accidente en el Blvd. Luis Donaldo Colosio y cruce con Blvd. a Zacatecas, cuando viajaban a bordo de un coche Chevrolet Sonic.
Exigieron un pago de 4 mil pesos a su víctima, un hombre identificado como Ronaldo, de 62 años, acusándolo de haber provocado el accidente vial.
El pasado viernes 13 de julio, fueron detenidos Christian Leobardo y José de Jesús, ambos de 25 años, quienes exigían un pago de 13 mil 500 pesos a una mujer de nombre Leticia, de 43 años, por supuestamente haber provocado un accidente automovilístico en el Blvd. a Zacatecas, en su esquina con la calle Luis Gil, en la colonia Talamantes Ponce.
Cabe destacar, que durante el sábado, varios grupos de policías estatales implementaron operativos de revisión en hoteles y moteles, con la intención de detectar a más integrantes de esta banda de estafadores y vehículos que utilizaban para cometer los delitos.
Fue así que a las 13:20 horas, los policías estatales descubrieron que en un hotel ubicado en la avenida José María Chávez, habían estado hospedados dos hombres identificados como Marco Antonio y Homero Alan, ambos originarios de la ciudad de Monterrey, quienes habían desalojado la habitación durante el transcurso de la mañana.
Al registrar las habitaciones donde habían estado hospedados, los policías estatales encontraron una tarjeta de circulación y una credencial del INE a nombre de una persona del sexo masculino de nombre José de Jesús, de 51 años, con domicilio en el Infonavit Pilar Blanco, que al ser contactado informó que dichos sujetos le estaban pidiendo el pago de 25 mil pesos por un accidente que supuestamente él había provocado y como no tenía dinero, se disponía a vender unos porcinos para juntar la cantidad solicitada.
Asimismo, se detectó una credencial de la Sedesol a nombre de José, con domicilio en la colonia La Soledad, quien señaló que el pasado día 4 de julio hizo un depósito de 5 mil pesos a dichos sujetos, con quienes todavía tenía contacto por teléfono, ya que le faltaban por pagar otros 20 mil pesos.