Orgulloso Dyango, de su nieto

CDMX.- El cantante Dyango no vacila: su nieto Izan, quien dio vida a Luis Miguel de niño en la serie sobre su vida, tiene una voz angelical.
“Es un fuera de serie cantando, la gente se dio cuenta y creo que será, en un futuro, una de las voces más importantes del planeta hispano.
“¡No digo una tontería porque canta como los ángeles! Esa es una gran satisfacción para mí”, compartió el intérprete, en entrevista telefónica desde España.
Además, asegura que el pequeño, hijo del también cantante Marcos Llunas, tiene un carisma y un físico tan encantador como el que tenía “El Sol” cuando comenzó su carrera.
“Estuvimos mucho tiempo juntos (Luismi y él), con el mismo representante, con la misma compañía, que era EMI en ese entonces. Ahí nació, al menos para mí, una gran amistad.
“Me acordaré siempre de que un día, en su cumpleaños, le regalaron una batería y el nene, tenía como 13 o 14 años en ese entonces, no sabía de qué iba. Y como soy músico de profesión, estuve todo ese día en su casa enseñándole a tocar”, recordó Dyango.
De sus seis nietos, Izan, de 12 años, es el único que hasta ahora ha mostrado interés por el medio artístico, lo que, según admite, lo llena de orgullo y satisfacción.
Reconoce que es una profesión difícil, de muchos sacrificios y en la que no siempre se consigue el éxito, aunque no hay mejor regalo que alegrar la vida de los demás cantando.
“Tener un nene de esta categoría, cantando tan bien como él lo hace, es una ilusión bárbara. Pocos consejos le puedo dar porque los tiempos han cambiado mucho, y, además, tiene a su padre. Solamente le digo que la música es lo que Dios puso en esta tierra para hacer feliz a mucha gente.
“Es una profesión bien difícil, pero una vez que estás encauzado en ella y ves que hay posibilidades, como las tiene mi nieto, esperas que siga una línea y trayectoria que lo llegue a encumbrar, y si no, no importa, sino que sienta la música”, dijo el barcelonés.
El intérprete de éxitos como “Por Volverte a Ver” y “Esa Mujer”, de 78 años, se encuentra bien de salud luego de haber sido intervenido por una lesión que tenía en el nervio ciático.
Y si bien en 2014 realizó la gira Gracias, Adiós y Hasta Siempre, regresó a los escenarios dos años después y en 2017 lanzó su más reciente disco, Y Ahora Qué.
“Humildemente lo digo: creo que el secreto ha sido que he cantado muy bien. Hay que ser sincero en la vida, esa manera de ser mía, eso influye mucho. Sigo y voy a seguir hasta que Dios diga ‘basta’.
“He tenido la tremenda facultad y suerte de seguir en esto de la música, soy músico de profesión, la conozco muy bien y así ha sido durante muchos años. Me he dado cuenta de que todo lo que he hecho no ha sido en vano”.
Sin planes de retirarse y con próximas presentaciones en Latinoamérica, Dyango admitió que tiene ganas de volver a México, pese a sentir que no lo han valorado como hubiese querido.
“Creo sinceramente que me han querido poco, y eso que he tenido muchos éxitos. Me he dado cuenta de que México ha sido un punto en el cual no me han contratado. Si lo hicieran, sería el hombre más feliz del mundo de poder regresar a México”, añadió. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!