La Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Aguascalientes firmaron un convenio de colaboración y participación con 48 organizaciones de la sociedad civil, mediante el cual los activistas serán importantes promotores en la materia de los derechos fundamentales a través de pláticas, talleres y conferencias entre la población con la que trabajan.
Durante la ceremonia, el presidente de la CEDHA, José Asunción Gutiérrez Padilla, consideró que las asociaciones civiles son las principales aliadas del organismo que encabeza al promover, difundir, defender y proteger los derechos humanos. Añadió que aunque los servidores públicos en su quehacer diario, están obligados por mandato constitucional a respetar dichas garantías, no siempre es así. Ello hace necesaria y justifica la existencia de estos organismos no jurisdiccionales que se dedican a proteger los derechos fundamentales.
“En esta labor no estamos solos. Contamos con aliados importantes: los activistas, desde la sociedad civil organizan, promueven y difunden derechos humanos, activistas que luchan para que se realicen los cambios normativos, administrativos y operativos que se necesitan para garantizar el respeto a la dignidad humana”.
Enfatizó que desde la CEDHA se emprenden acciones para que las autoridades orienten su labor y se han modificado procesos internos de los expedientes de queja; además, se propusieron respetar los plazos que da la ley para integrar, investigar y concluir los expedientes en solamente 90 días.
A nombre del presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, Rosa Jazmín Mártir Alegría, directora de Enlace y Fortalecimiento de la Sociedad Civil del organismo nacional, afirmó que dicha instancia reconoce el papel de las organizaciones al coadyuvar en visibilizar violaciones graves a la dignidad humana, generando verdaderos cambios sociales y al ser verdaderos constructores de las instituciones y los mecanismos que existen hoy para la promoción y protección de los derechos humanos.
“Ellas tienen contacto directo con las más sentidas demandas sociales y poseen herramientas de información para incidir en las agendas públicas, impulsar causas y apoyar a los grupos menos favorecidos, a supervisar las políticas y alentar la participación de la comunidad”, finalizó.