Por FRANCISCO VARGAS M.

En lo que fue la Tercera Corrida de la Temporada Grande 2018-2019, el rejoneador alicantino Andy Cartagena y el joven diestro aguascalentense Leo Valadez se alzaron como los triunfadores al cortar una oreja cada uno, mientras que su paisano Arturo Macías malogró sus faenas por fallar con la espada.
Con regular entrada y clima fresco, una vez hecho el paseíllo, se rindió un homenaje póstumo con un minuto de aplausos al matador de toros Rafael “Chito” Muñoz, quien recientemente falleció.
Se lidiaron cuatro astados de la ganadería de José María Arturo Huerta, dos de ellos para rejones, destacando el primero de lidia ordinaria; y dos de la dehesa de Arturo Gilio, que cumplieron en varas.
ANDY CARTAGENA (Rejoneador)
A su primero “Mi Preferido”, de José María Arturo Huerta, arriba de “Cuco”, inició doblándose y templando a la grupa dejando un rejón de castigo. Con “Cupido” dejó banderillas de frente sin faltar los giros en la cara del toro. Montando a “Bandera” clavó dos banderillas y con “Pintas”, tres banderillas cortas y otro par a dos manos en el segundo viaje. Dos pinchazos y rejon de muerte para escuchar palmas.
Con su segundo “Espartano” de José María Arturo Huerta, encima de “Mediterráneo”, se dobló para clavar un rejón de castigo. Con “Picasso” templó a la grupa, clavando tres banderillas a una mano. Arriba de “Luminoso”, lo paró en dos patas haciéndolo caminar varios metros de manera espectacular, dejando dos banderillas al violín, haciendo el desplante del “teléfono”. Con “Brujita” clavó tres banderillas cortas, dejando rejón de muerte efectivo para ser premiado con una oreja.
ARTURO MACÍAS
A su primero de José María Arturo Huerta, lo lanceó a la verónica, quitando con el mismo lance. Muleta en mano inició doblándose para enseguida trazar derechazos rodilla en tierra. Incorporado logró series con diestra, con pases que tuvieron eco donde templó y mandó al toro que tuvo calidad. Después de un desarme, ejecutó naturales en los cuales se recreó sin faltar los adornos como cambio de mano por delante y más derechazos. Manoletinas ajustadas para terminar de dos pinchazos y estocada aguantando, para escuchar un aviso y calurosa ovación.
Con el segundo de su lote de Arturo Gilio, lanceó a la verónica gustándose, mientras que en banderillas, el estupendo subalterno de a pie, Alejandro Prado se desmonteró. Con sarga con un toro de cortas embestidas estuvo con empeño. Nuevamente falló con la espada, siendo aplaudido.
LEO VALADEZ
Con el primero de su lote de José María Arturo Huerta, se lució en su quite por chicuelinas, mientras que con muleta, con un toro con ciertas complicaciones, le robó meritorios pases por ambos pitones. Estocada desprendida siendo valorado con palmas.
Con el cierra plaza “Tocayo” de Arturo Gilio, se recreó en sus lances a la verónica y chicuelinas, estando en ese mismo tenor en su gran quite por zapopinas. Cubrió el segundo tercio de manera efectiva y lucida, por lo que fue ovacionado. En lo que toca con muleta, una vez que realizó su brindis al matador Diego Urdiales, cuajó una faena artística por ambos pitones, viniéndose un tanto a menos el toro, estando Leo por demás en torero. De estocada casi entera pasaportó al burel, siendo premiado con una oreja. ([email protected] )