Por FRANCISCO VARGAS M.

Nuevamente como aconteció el pasado sábado en la Plaza de Toros de Pamplona, se vivieron las dos caras del toreo, el triunfo mismo que obtuvo en esta ocasión el diestro Emilio De Justo, quien cortó una oreja de gran peso y valor; y por otra parte el drama al resultar herido ahora el matador Javier Castaño; quien sufrió una grave cornada en la fosa iliaca derecha, cuando entró a matar al segundo toro de su lote.
En lo que fue el cuarto festejo de la “Feria del Toro” en su edición 2018, mismo que pudimos ver en detalle a través de la televisión, la plaza registró otro lleno como es ya habitual. Se jugó un encierro de la ganadería de José Escolar, astifino de cornamenta, que cumplió en varas pero de comportamiento muy desigual y unos complicados.

JAVIER CASTAÑO (Vino de Burdeos y Azabache)
Con su primero una vez que lanceó con capa y tomó el olivo, en su turno en quites De Justo trazó verónicas a pies juntos; mientras Joao Ferreira saludó en el tercio al parear con lucimiento. Sarga en mano ejecutó una primera buena tanda por el derecho, siguiendo en ese mismo tenor el salmantino, para su mala fortuna el toro se rompió la pezuña por lo que optó ir por uvas Castaño, quien estuvo errático retirándose en silencio.
En lo que toca a su segundo de nombre “Dinámico III” lanceó con cadencia a la verónica, siendo mejores las trazadas por el pitón izquierdo. En banderillas repitió el subalterno de a pie Joao Ferreira al colocar un par con lucimiento por lo que se desmonteró por segunda ocasión en este festejo. Con muleta ante un toro mirón y orientado de embestidas desordenadas, no se confió del todo arrancándole meritorios pases. Al momento de hacer la suerte suprema el toro lo prendió de fea manera volando por los aires Castaño, ocasionándole el astado la cornada en el segundo derrote, mismo que fue seco y certero. Fue llevando inmediatamente a la enfermería por lo que Emilio De Justo fue el encargado de pasaportar al toro.

EMILIO DE JUSTO (Blanco y Oro)
Con su primero logró una faena prácticamente derechista llena de firmeza, logrando pases con temple y mando mismos que tuvieron eco en los tendidos. Con gran determinación se fue tras el acero dejando una estocada que hizo efectos inmediatos para petición de oreja que el presidente atinadamente le otorgó.
Al segundo de su lote “Confitero” lo bregó con atingencia, brindando su labor muleteril al matador José Pedro Prados “El Fundi”, estando muy torero y serio De Justo al lograr una faena por ambos lados, misma que lamentablemente la borró y echó a perder con la espada al pinchar en repetidas ocasiones terminando al primer golpe de descabello, por lo que recibió un aviso desde las alturas retirándose en silencio.

GONZALO CABALLERO (Gris Pizarra y Oro)
El joven diestro pechó con el lote menos potable del encierro ya que ninguno de sus dos toros, “Sentido” y “Cortijero”, que tuvieron sosería y deslucimiento en sus embestidas, se prestaron para lograr el triunfo que esperaba. Sin embargo en ambos estuvo con gran determinación y voluntad por lo que escuchó palmas en ambos; sin escaparse de un susto al ser empalado por su segundo; quedando todo afortunadamente en golpes.

*Parte Médico de la Cornada de Javier Castaño

“Herida de aproximadamente 20 centímetros en fosa iliaca derecha que afecta piel y otros 5 centímetros en profundidad, con afectación de oblicuo mayor y menor y con atrición muscular, estando el músculo transverso íntegro y sin penetrar en cavidad abdominal. Pronóstico grave”. Firma Ángel Hidalgo, jefe de los Servicios Médicos de la Plaza de Toros de Pamplona. ([email protected])

¡Participa con tu opinión!