Es regla general que al arribo de un nuevo jefe a una dependencia pública lo haga acompañado de una serie de proyectos para mejorar la atención que corresponde, lo que hace renacer la esperanza de los ciudadanos de que “ahora sí” se haga realidad lo que por tanto tiempo han esperado.

En esa sintonía están la Fiscalía General del Estado (FGE), luego de que el titular Jesús Figueroa Ortega anunció que habrá una reestructuración integral de la institución para hacer más ágiles los servicios que proporciona, para ello se harán reformas a la Ley Orgánica interna y habrá una redistribución del personal para fortalecer los servicios y sobre todo fomentar la denuncia.

En este punto – sobre la denuncia – dijo que es indispensable que las personas que acudan a presentar una queja sean atendidas con la mayor prontitud posible, ya que se ha encontrado con que en lo que se conoce como “atención temprana” hay una tardanza de tres horas o más para ser recibidos, y otros tanto cuando tienen que ratificarla o acudir a realizar otro tipo de diligencias.

Aunque se maneja porcentajes aproximados de los delitos que no son denunciados, una de las razones es esa, de que el perjudicado debe estar varias horas para hacerlo sin que tenga certeza de que recibirá justicia, por lo que muchas personas prefieren tragarse el coraje y darle vuelta a la página, en lugar de perder toda la mañana.

Figueroa Ortega reconoce que esto desalienta todo propósito de acudir ante la autoridad, por lo que como parte de la “reingeniería” está el reacomodo de personal y la contratación de más empleados en el espacio destinado a las denuncias, de manera que en poco tiempo se cumpla este procedimiento.

Se pretende reducir el lapso de espera y al mismo tiempo orientar a la población de lo que deben hacer ante un hecho ilícito, que le afecte directamente o del que sea testigo, con lo que pueden contribuir a que los responsables reciban el castigo que merecen.

Un punto que debe tener en cuenta el Fiscal es la reiterada petición de los taxistas para que se cree un ministerio público especial para todo el sector del transporte, que se encargue de atender los asuntos que enfrentan, tanto de asaltos como de accidentes en que se ven involucrados. En el caso de los asaltos que sufren los ruleteros, señalan que la mayoría quedan impunes porque no los denuncian y esto se debe a que son demasiadas las horas que tardan para que los atiendan, tiempo en que dejan de trabajar, por lo que en ocasiones sale más caro el caldo que las albóndigas, de ahí que prefieren dar por perdido lo que se llevaron los hampones a tener que hacer fila en búsqueda de que los apoyen.

En relación a los accidentes en que sean o no responsables, es regla general que el vehículo lo remitan a la pensión y para lograr que se lo entreguen pasan dos, tres y hasta cuatro semanas o más, aduciendo el personal de la FGE que hay una excesiva carga de trabajo. El problema gravita en que el taxi es el sustento familiar del chofer y del propietario, por lo que tenerlo en el “corralón” los deja sin ingresos y por si fuera poco deben pagar los días que estuvo detenido el carro, por lo que en varias ocasiones han pedido que se destine un ministerio público para atender los casos de taxis, autobuses urbanos, “combis” y de unidades para traslado de personal y escolar, que por las funciones que desempeñan están expuestos a sufrir un percance o ser parte involuntaria.

Habrá que esperar de cómo procesa el fiscal Jesús Figueroa cada una de las peticiones que tienen los diferentes segmentos de la población y que en esencia todas apuntan a la demanda de recibir una justicia rápida y autónoma.

ALERTAN SOBRE FRAUDES.

La Federación de Trabajadores de Aguascalientes (FTA) y la delegación estatal del Infonavit suman esfuerzos para evitar que los obreros que se jubilan o pensionan sean víctimas de bandas de vivales, que les ofrecen “recuperar” en un tiempo récord el dinero que tienen en la subcuenta de vivienda y lo único que hacen es quedarse con ese recurso, o cobrarles hasta 20 mil pesos por el supuesto trámite.

Desde hace varios años se ha dado este problema y aunque hubo denuncias no se registraron detenidos, por lo que ante la posibilidad de que vuelvan a hacer de la suyas el secretario general de la FTA, José Alfredo González y el representante del Instituto del Fondo para la Vivienda de los Trabajadores, Mario Antonio Guevara Palomino, piden a los interesados que acudan directamente a las oficinas del Infonavit para conocer los trámites que deben cubrir y no se dejen engañar con la promesa que en un tiempo muy breve cumplirán su propósito, ya que el lapso de espera es el mismo y ningún “coyote” puede modificarlo.

El delegado del Infonavit afirmó que hay quienes utilizan oficinas para “trámites” ante el Instituto, a manera de generar confianza, pero lo que hacen es obtener la información y documentación necesaria del interesado y luego llevar a cabo compras ficticias de viviendas, procedimiento que les permite vaciar la subcuenta, o bien utilizan casas sobrevaluadas, pero al final del día el trabajador pierde el dinero que tenía ahorrado y que en un abrir y cerrar de ojos pasó a otras manos.

El líder de la FTA hizo mención que hace tres años se cometieron cerca de 200 fraudes, que conservadoramente representaron más de 50 millones de pesos, al dejar a los trabajadores con créditos hipotecarios. La artimaña comprendió en detectar a las personas que estaban a punto de pensionarse y no habían ejercido su crédito Infonavit, diciéndoles que para recuperar pronto lo que tenían en la subcuenta iban a fingir un crédito, de lo cual sólo recibían una cantidad mínima, pero las dejaban con el crédito hipotecario y hubo quienes ni siquiera eso.

Ante las demandas que se presentaron en la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), José Alfredo González subrayó que no hubo la respuesta esperada, dado que los defraudadores aseguraron que ya habían tramitado el crédito y entregado el dinero, por lo que sólo en algunos casos se logró rescatar el citado crédito y quedarse con la casa y quienes no alcanzaron esa opción encontraron el apoyo del Infonavit al no aplicar descuentos ni amortizaciones.

La única manera para evitar ser víctima de los estafadores es que el trabajador que se jubile o pensione, o los familiares de un fallecido que dejó intacta la subcuenta de vivienda, es que se presente a las oficinas del Infonavit para que les informen de los pasos que deben hacer y qué documentos hay que presentar. No hace falta que contraten un despacho jurídico, ni un abogado o un “asesor”, son trámites que no tienen ninguna dificultad y en el mismo lugar les dirán cuándo les será entregado el recurso.

REGISTRO POLICIAL

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) abrió las puertas para que las corporaciones policíacas violenten la norma constitucional al autorizar el “esculque” a las personas, acción que en los últimos días han multiplicado los elementos municipales en bicicleta (“chabelos”), que para la “inspección de rutina” detienen principalmente a jóvenes de condición humilde, que transitan por la zona centro de la ciudad de Aguascalientes. Ante la vista de decenas de transeúntes los paran sin motivo alguno y los ponen contra la pared para escudriñar qué llevan en los bolsillos del pantalón, de la camisa, de los calcetines y de los zapatos y si cargan una mochila o valija la vacían en la búsqueda de algo indebido. Sobre el particular, queda para la reflexión lo que José María Soberanes Diez  publicó en El Universal, que en esencia detalla: “El supuesto de la sospecha razonable de que un sujeto oculta instrumentos, objetos o productos relacionados con un delito, no encuentra justificación constitucional desde mi punto de vista. Puede dar lugar a muchos abusos, permitir que si un policía tiene una corazonada de que llevo un objeto relacionado con un delito puede detenerme e inspeccionarme, sin que una autoridad le haya dado un mandato. La Corte ha permitido que nos detengan y nos exijan ver nuestro teléfono o nuestra cartera porque creen que se relaciona con un delito que se investiga. ¿Y si no lo hay? ¿Y si no había nada y ahora ya lo hay porque lo sembraron?”.