Agentes del Grupo Anti-Secuestros de la Fiscalía General del Estado, lograron frustrar un intento de extorsión telefónica en la modalidad de secuestro exprés y se evitó que la víctima depositara una fuerte suma de dinero que les estaban exigiendo.
Una denuncia de un supuesto secuestro alertó a la Unidad Especializada de Combate al Secuestro de la FGE.
Una joven identificada como María Berenice, de 20 años, denunció que a las 10:00 de la mañana del pasado miércoles, recibió una llamada telefónica por parte de un sujeto que argumentó que era integrante de un grupo de la delincuencia organizada y que la tenían vigilada.
La joven fue dominada psicológicamente y la obligaron a viajar a la ciudad de Aguascalientes, hospedándose en un hotel ubicado en el Blvd. Adolfo Ruiz Cortines. Mientras tanto, la mamá de la joven recibió otra llamada telefónica a las 13:00 horas, donde le informaron que tenían secuestrada a su hija.
Para ese momento, los extorsionadores virtuales ya se habían cerciorado de que María Berenice estaba incomunicada y desaparecida.
Mediante amenazas con matar a su hija, le pidieron a la mujer que realizara varios depósitos bancarios, sin embargo, la familia de la joven decidió denunciar los hechos a la Fiscalía General del Estado.
Tras los trabajos de investigación por parte de agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME, así como del Área de Análisis y Procesamiento de la Información, se logró localizar a la joven ilesa en el hotel ubicado en la salida a Calvillo, el mismo jueves alrededor de las 23:00 horas.
Mediante métodos de geo-localización satelital, se descubrió que la llamada telefónica fue realizada desde el interior de un Centro de Reclusión ubicado en el estado de Tamaulipas.

¡Participa con tu opinión!