Dos sujetos que se apoderaron de dos teléfonos celulares, aprovechando un descuido de un repartidor de refrescos, fueron detenidos por elementos de la Policía Estatal. Se trata de José de Jesús y Diego, ambos de 18 años de edad, quienes en consecuencia fueron presentados ante el agente del Ministerio Público del fuero común.
Los hechos se registraron en la comunidad de Carboneras perteneciente al municipio de Tepezalá, cuando un repartidor de refrescos descendió del camión para entregar la mercancía a una tienda de abarrotes, dejando abierta la unidad. Al momento de estar entregando las cajas de refresco, alcanzó a observar cuando dos jovencitos abrieron la puerta del camión para hurtar dos teléfonos celulares que tenía en el asiento delantero, y posteriormente se fueron corriendo.
El repartidor fue tras ellos y durante el trayecto observó las patrullas, por lo que solicitó la intervención de los oficiales quienes corrieron tras los presuntos ladrones y luego de una persecución, lograron darles alcance. Al momento de que los acusados fueron sometidos a una inspección corporal, les fueron encontrados entre sus pertenencias los teléfonos que fueron reconocidos plenamente por el afectado, mismo que manifestó su deseo de interponer la denuncia correspondiente.
En consecuencia, José de Jesús y Diego fueron trasladados de inmediato a las instalaciones de la Fiscalía General del Estado, en donde conocerán su futuro legal.