GUADALAJARA, Jalisco.- El mercado invernal ya comenzó con varios de los equipos eliminados pero el Guadalajara, que no ha contratado a ningún delantero todavía, anunció ayer que perderán a Ángel Zaldívar por los siguientes cuatro meses.
El delantero fue operado este mediodía del tobillo izquierdo y de acuerdo al parte médico, necesitará de 12 a 16 semanas para poder volver a entrenar, por lo que su regreso a las canchas se daría hasta finales de abril.
Zaldívar presentó una luxación de los tendones de los peroneos y ruptura del retináculo posterior del tobillo izquierdo, por lo que no sólo se perderá la pretemporada, sino al menos las primeras 12 jornadas de la fase regular.
El jugador fue intervenido por el especialista Ángel Arnaud.
“La cirugía que se le practicó a Ángel transcurrió sin problema alguno y consistió en repararle el tendón y hacer una reconstrucción de parte de los ligamentos posteriores del tobillo para que los peroneos ya no se salgan de su lugar”, explicó el médico, a través de un comunicado difundido por Chivas esta tarde.
“El jugador va a estar inmovilizado del tobillo por un espacio de 3 a 4 semanas, después de eso comenzará con fisioterapia ligera y podrá entrenar más en forma entre las 12 y 16 semanas”.
Para el plantel de Matías Almeyda la baja de Zaldívar abre un hueco en la delantera, una de la de más baja producción en el Apertura 2017.
Hasta ahora las Chivas ya sufrieron la salida de José Juan Vázquez, vendido al Santos de Torreón, además de la del portero Rodolfo Cota, quien termina su contrato el 15 de diciembre y deberá volver al Pachuca.
A cambio la directiva rojiblanca sólo ha adquirido al juvenil mediocampista Walter Gael Sandoval. Ramón Estrada/Agencia Reforma.