Alejandro Vizzuett Díaz
Agencia Reforma

CDMX.- Kevin Federline, el ex esposo de Britney Spears, pidió que se incrementara al triple la manutención de 20 mil dólares que la cantante le da al mes por sus hijos, reportó Page Six.
La pareja, que estuvo casada desde el 2004 hasta el 2007, estuvo de acuerdo en que Spears le otorgaría el monto de 20 mil dólares para sus hijos Sean Preston, de 12 años, y Jayden James, de 11, y por su divorcio ella le otorgó 1.3 millones de dólares.
Federline reclama en unos documentos obtenidos por The Blast que su trabajo como DJ le deja netos menos del uno por ciento de lo que Spears gana. Admitió que al mes logra recaudar 3 mil dólares y que desconoce cuánto es lo que su ex esposa realmente gana, ya que ella se ha negado a dar a conocer su salario.
Desde el rompimiento de la pareja, la cantante tuvo dos rondas de conciertos muy lucrativos en Las Vegas, dio un tour, lanzó cuatro álbumes nuevos y cinco de compilación, así como 18 fragancias y una línea de lencería.
El que también fuera bailarín al inicio de los 2000, comentó que el conseguir algún otro trabajo en esa etapa de su vida era bastante complicado, puesto que en los empleos contratan a gente más joven.
En los documentos, Federline comenta que Spears es una mujer soltera que vive sola en una villa italiana neoclásica de mil 233 metros cuadrados en una comunidad cerrada con elevador, una biblioteca, una sala de juegos, una cava para 3 mil 500 botellas de vino, una piscina adicional de 112 metros cuadrados, un huerto de árboles frutales, spa y un campo de tenis y golf, mientras que él vive con su esposa, dos hijos de ese matrimonio y sus dos hijos con Spears en una casa de 186 metros cuadrados.