Omar Chaparro, entre dos tierras

CDMX.-Omar Chaparro no pierde su contacto con México, aunque hace varios meses hizo las maletas para probar suerte en el extranjero.
Las oportunidades ya empezaron a llegarle en Estados Unidos, pero no por ello desestima los proyectos que le ofrecen en su país.
“A final de cuentas soy actor y voy a estar donde haya proyectos interesantes que me desarrollen y donde haya trabajo.
“Mi esposa sí me dijo ‘oye, nos venimos a Los Ángeles y luego te vas a México a hacer una película con Martha Higareda’. Pero si la película se estuviera filmando en Hawaii, pues estaría trabajando en Hawaii”, dijo, a propósito de la cinta Todos Caen, en donde comparte créditos con las hermanas Martha y Miri Higareda.
Con su trabajo este año en las cintas Show Dogs y Overboard, Chaparro ya incursiona en el cine de factura hollywoodense.
Y aunque la perspectiva política lo hizo pensarlo dos veces antes de mudarse, su familia y las posibilidades laborales lo animaron.
“Tomé la decisión de irme antes de que ganara Donald Trump y sí fue una cosa que me hizo dudar un poco. Sí me dio un poco de miedo, pero no me gusta echarme para atrás.
“A final de cuentas me fui a un estado que no tiene muchos problemas y es muy latino. Lo que he hecho es ponerme a trabajar y no enfocarme en eso. Me pongo a estudiar y a aprender inglés y a tocar puertas como todos los mexicanos”, comentó el actor.

Striptease a su estilo

El comediante añadió que fue por su personaje en la película “Todos caen” que se puso a hacer ejercicio y así hacer que sus músculos crecieran, bueno, en realidad era para que en su primer desnudo en la pantalla grande no hiciera el ridículo.
“Fue muy incómodo, porque había mucha gente alrededor y se suponía que me tenían que andar grabando, en una de esas sí pensé que habría alguien que podría grabarme, pero mira, te voy a enseñar”, dijo durante su visita a este diario.
A través de un Facebook Live desde El Universal Espectáculos, Chaparro compartió la escena de la cinta en donde comparte créditos con Martha y Miri Higareda.
En la pantalla de su celular, el actor tenía el momento en el que debe pasar corriendo entre una reunión. Sin ropa y sólo cubriendo su intimidad, pasó de un extremo al otro de la habitación.
Según Chaparro, aquella experiencia fue la responsable de que ahora tenga incorporada en su rutina diaria sesiones con el saco de box y ejercicios en el gimnasio. (Agencia Reforma/El Universal)