Si las multas de vialidad se pagan dentro de los 20 días naturales siguientes contados a partir de la fecha en que se cometa la infracción, la Secretaría de Finanzas Municipal podrá aplicar un descuento de hasta el 50%. A partir del vigésimo primer día natural siguiente y hasta el sexagésimo día natural siguiente, el descuento será de hasta el 30%.

El descuento sólo será aplicable, por única vez, en el mismo ejercicio fiscal, siempre y cuando se realice el pago dentro de los plazos señalados, en ciertos casos. Por ejemplo, por exceder el límite de velocidad, por no obedecer el alto cuando lo indique un semáforo o cualquier señal o dispositivo colocado en la vía pública, o bien por darse a la fuga después de provocar o intervenir en un accidente.

Sin embargo, no será aplicable descuento alguno en los casos que la multa sea impuesta por conducir en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos u otras substancias tóxicas. Tampoco se aplica por conducir con aliento alcohólico; conducir a velocidad inmoderada arriba de los límites permitidos y por provocar accidentes viales por esta razón. Además, no hay descuentos por efectuar competencias de arrancones en la vía pública, por realizar actos de acrobacia en la vía pública o por cometer faltas administrativas.

OTRAS SANCIONES. De acuerdo a la Ley de Movilidad del Estado, por obstruir o estacionarse en bahías, rampas o espacios para uso exclusivo de personas discapacitadas, la multa va de los 1,600 a los 4 mil 150 pesos. Por no obedecer los límites de velocidad, la multa es de 664 pesos a 830 pesos; mismo rango de montos se aplicarán por circular, invadir o estacionarse en las ciclovías. Y por conducir en estado de ebriedad o bajo el efecto de estupefacientes, psicotrópicos u otras sustancias tóxicas, el infractor se hará acreedor a una multa de 4 mil 150 a 12 mil 450 pesos.