Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El proyecto hidráulico más ambicioso de los últimos años para incrementar el abasto de agua hacia el Sistema Cutzamala y, por tanto, al Valle de México, permanece en el olvido.
Se trata del Acueducto Poniente, que requiere más de 18 mil 500 millones de pesos, y que fue solicitado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) en 2015, con la intención de concluirlo el próximo año.
Dicho sistema busca aprovechar los escurrimientos del Río Temascaltepec, en el Estado de México, para incrementar en 6 metros cúbicos por segundo las aportaciones del líquido a la zona metropolitana.
El Acueducto Poniente, también conocido como Etapa IV del Sistema Cutzamala, sólo recibió 341 millones de pesos del Presupuesto de Egresos en 2016, monto que apenas sirvió para financiar el anteproyecto y distintos proyectos ejecutivos.
En 2017 y 2018, no tuvo recursos asignados del Presupuesto de Egresos, que está previsto como su única fuente de financiamiento; y se desconoce si se le asignarán fondos en 2019.
En enero de 2017, en una presentación de proyectos estratégicos, Conagua señaló que el Acueducto Poniente seguía “en estudio”, junto con otras dos opciones del proyecto “Nuevas Fuentes de Abastecimiento para la capital”, que consiste en traer agua de las presas del Sistema Necaxa y extraer de pozos del Valle del Mezquital.
“De las alternativas para incrementar el abastecimiento de agua a la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, el Acueducto del Poniente es el que presenta las mayores ventajas para ser desarrollado en primer término, para reducir el déficit de agua con respecto a la demanda”, afirmó Conagua, en el proyecto de inversión de 2015.
Ayer, tras una inversión de al menos 500 millones de pesos, de la suspensión de clases en todos los niveles escolares, la Conagua informó que las obras que se realizaron en el Cutzamala no funcionaron.
Expertos decidieron cortar a la mitad la pieza de 180 toneladas, retirarla y volver a conectar un tubo de 20 metros de longitud como el que estaba colocado originalmente.
Se espera que los hogares de la CDMX tengan agua con regularidad hasta el próximo jueves.