Oscar Luis Garza 
Agencia Reforma

Cuando se contrata una hipoteca se debe tomar en cuenta más que la tasa de interés, pues los gastos iniciales pueden llegar a ser más altos de lo esperado.
Además del enganche y la comisión por apertura, la institución bancaria pedirá que se pague un avalúo y gastos notariales, que normalmente se hacen con valuadores y notarios con los que el banco tiene convenios, por lo que el desembolso inicial puede ser más de lo previsto.
“Hay un sinnúmero de cobros que pueden hacer los bancos para poder abrirte un crédito hipotecario. No hay que olvidar que eso reduce nuestra capacidad de dar un buen enganche, por lo que hay que buscar quién cobre menos”, explicó Ignacio Román, académico del ITESO.
Los gastos iniciales, para una casa de 1 millón 20 mil pesos pueden variar de 260 mil a 328 mil pesos según la institución, considerando un enganche de 204 mil pesos en ambos casos, de acuerdo con el simulador de Condusef.

¡Participa con tu opinión!