El Heraldo de Aguascalientes

Ojo con los ciclones

Durante las vacaciones de verano los ciclones tropicales -nombre genérico con el que se llama a las depresiones tropicales, las tormentas tropicales y los huracanes- son un factor que hay que tomar en cuenta si viajarás a las costas mexicanas.
En el Pacífico la Temporada de Ciclones Tropicales 2018 comenzó el 15 de mayo y terminará el 30 de noviembre, mientras que en el Atlántico comenzó el 1 de junio y también concluirá el 30 de noviembre, de acuerdo con información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
“Podemos decir que septiembre es el mes de intensidad importante”, dice Jaime Albarrán, subdirector técnico del Servicio Meteorológico Nacional.
Así, como parte de la planeación del viaje el especialista recomienda contactar el SMN y preguntar las condiciones atmosféricas del sitio que se planea visitar, especialmente si vas destinos ubicados en el Península de Yucatán, el litoral del Golfo de México y el Pacífico.
El teléfono de contacto del SMN es (55) 2636-4600 y su sito web smn.cna.gob.mx/es
“Hay que estar muy al pendiente, porque conforme va avanzando el calendario la condición de ciclones va incrementando, el riesgo es más”, añade.
Este año se espera que 32 sistemas afecten a México, además, se prevé que entre cuatro y seis ciclones tropicales impacten de forma directa al País.
“En esta ocasión estamos calculando que puede haber un poquito más de ciclones en el Pacífico que en el Atlántico”, comenta el especialista del SMN.
En el cuenca Océano Pacífico Nororiental se estiman 18 ciclones: ocho tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 1 a 2 en la escala Saffir-Simpson, y seis huracanes de categoría 3 o superiores.
En la cuenca del Océano Atlántico Norte se pronostican 14 ciclones: siete tormentas tropicales, cuatro huracanes categoría 1 a 2, y tres huracanes categoría 3 o superiores.

Toma precauciones
Durante la temporada de ciclones tropicales toma en cuenta estas recomendaciones:
– Siempre viaja con baterías recargables para tus gadgets. Cuida la pila de tu celular
– Ante la amenaza de huracán, intenta salir del destino de inmediato. Si te es posible, apóyate en tu agencia de viajes para hacer las gestiones necesarias.
– En caso de huracán en todo momento mantén la calma, no subestimes las recomendaciones de los lugareños y sigue las instrucciones de las autoridades.
– Infórmate sobre el estatus de tu vuelo directamente con la aerolínea a través de Internet o en sus centros de atención telefónica.
– Reúne en una bolsa de plástico documentos importantes como pasaporte, medicinas, dinero, tarjetas y artículos de aseo personal.
– Consigue una linterna con baterías de repuesto y botellas de agua potable.
– Durante el huracán mantén la calma, sé paciente y monitorea las noticias. Por ningún motivo salgas del refugio hasta que las autoridades lo permitan.

¿Sabías qué…?
La diferencia entre depresión tropical, tormenta tropical y huracán (todos ellos llamados genéricamente ciclones tropicales) es su intensidad en viento: el menor es depresión, el que le sigue es tormenta y más intenso es el huracán.