Gustavo García Olguin
Agencia Reforma

CDMX.- El equipo de Andrés Manuel López Obrador ofreció flexibilidad al tratar los puntos conflictivos del TLC.
En entrevista con The Wall Street Journal, Jesús Seade, el negociador comercial del virtual Presidente electo, dijo estar dispuesto a mostrar flexibilidad en reglas de origen en el sector automotriz y en mecanismos de resolución de controversias.
Este último aspecto se refiere a conflictos entre inversionistas y Estados, en los cuales se permitiría a los primeros enfrentar las acciones de un Gobierno extranjero.
Seade se unirá en Washington al equipo de negociación del TLC del actual Gobierno de México.
El colaborador de López Obrador calificó de inaceptables las demandas de EU de una cláusula de extinción de 5 años para el tratado, aranceles estacionales sobre frutas y verduras de México y la eliminación de paneles para resolver desacuerdos.
Las reglas de origen señalan el porcentaje mínimo que debe tener un auto fabricado en Norteamérica para recibir el beneficio del arancel cero dentro del acuerdo.