En el marco del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, el delegado estatal del IMSS, Diego Martínez Parra, anunció la autorización para comprar un Resonador Magnético que permitirá realizar en la ciudad, los estudios de gabinete para confirmar o descartar la presencia de ésta y otras enfermedades.
El aparato tiene un costo de más de 30 millones de pesos y beneficiará a todos los derechohabientes del Instituto, además de agilizar la atención de padecimientos neurológicos y músculo esqueléticos.
Será instalado en el Hospital General de Zona (HGZ) No.2, de manera que los pacientes ya no tendrán que trasladarse a León o Guadalajara para la práctica de estos estudios de diagnóstico.
Una vez emitida la autorización de compra, se estima que los procedimientos normativos permitirán contar con el aparato este mismo año, indicó el funcionario.
Durante la reunión entre pacientes que sufren de esclerosis múltiple y funcionarios del IMSS, el titular de la Delegación platicó con los enfermos y los miembros del equipo multidisciplinario de salud que los atiende, con el propósito de reforzar los protocolos de atención que así lo requieran.
Por su parte, el neurólogo Víctor Canto Estrada, ofreció una conferencia sobre el origen, evolución científica, características y tratamientos actuales de la esclerosis múltiple. Atendió dudas y convivió con los pacientes que sufren esa enfermedad.
En la entidad, el Instituto lleva el control, tratamiento y seguimiento de más de 130 pacientes diagnosticados con esclerosis múltiple, la mayoría de ellos, desde hace más de cinco años, los cuales son controlados con biológicos de probada efectividad, que están a la vanguardia en los avances farmacológicos del mundo.
Se trata de una enfermedad neurológica autoinmune, crónica y desmielinizante que afecta al sistema nervioso central, es decir, tanto al cerebro como a la médula.
En indispensable que se diagnostique con resonancia magnética, es el único estudio que puede confirmar con 100% de certeza, que la persona tiene el padecimiento.
La detección temprana e inicio de tratamientos, pueden favorecer una mejor calidad de vida para el paciente, por lo que instó a la población a reportar a su médico familiar, síntomas como cansancio, visión doble o borrosa, problemas del habla, temblor en las manos, debilidad en los miembros, pérdida de fuerza o de sensibilidad en alguna parte del cuerpo, vértigo o falta de equilibrio y sensación de hormigueo o entumecimiento.

¡Participa con tu opinión!