Por voluntad personal y de sus familias, un grupo de 58 personas con problemas de reincidencia delictiva y faltas administrativas se encuentran actualmente recluidas en ocho anexos para rehabilitarse de su consumo de drogas, informó el secretario de Seguridad Pública Municipal, Antonio Martínez Romo.

Explicó que este programa se aplica en coordinación directa con el Gobierno del Estado, quien aporta los recursos para la instrumentación de este esquema, y en la medida en que la policía detiene a un infractor de la ley reincidente, se les presenta a la barandilla y el juez solicita la presencia de la familia para ofrecerle la alternativa de ser recluido a un centro de rehabilitación.

La corporación policiaca municipal es el vínculo para trasladar a los jóvenes a los anexos para que sean sometidos a la rehabilitación, explicó.

Adelantó que este programa lo detallarán más adelante el gobernador del Estado y la alcaldesa capitalina, pero la intención es que cuando esos jóvenes salgan de su rehabilitación se les ofrecerán esquemas de integración a la actividad productiva.

Este formato de intervención con reincidentes se aplica desde mayo pasado en el municipio de Aguascalientes y suman 58 personas ingresadas a 8 anexos de carácter privado, quienes deberán permanecer cuando menos tres meses en su rehabilitación en términos de salud.

En esos centros de rehabilitación se mantiene presencia de la corporación policiaca municipal, aunque desde el inicio de este programa no se ha recibido ninguna sola llamada de los directores de los anexos por cuestiones de mal comportamiento de los jóvenes tanto mujeres como varones.

La última que ingresó a un anexo es una mujer que acumula más de 400 aprehensiones en Aguascalientes. Muchas de las personas con adicción se encuentran ligadas a la delincuencia o a las faltas administrativas, a fin de costeársela.

Finalmente, Antonio Martínez Romo comentó que el Gobierno del Estado replica este mismo formato ya en el municipio de Jesús María.