La Condusef en Aguascalientes llamó a la ciudadanía a tener cuidado con las reparadoras de deuda o crédito, las cuales son empresas intermediarias que ofrecen negociar con el banco descuentos u opciones para liquidar sus deudas; asimismo, ofrecen a veces rebajas de hasta un 70% y 85%, además de sacarlos del Buró de Crédito.
El subdelegado Ignacio Villanueva Chávez, aseveró que en México no existe una figura legal “reparadora de deuda”, y esto significa que aquellas que operan no están sujetas a un marco regulatorio o ley, así que trabajan con esquemas propios; “en caso de que un usuario financiero enfrente algún problema con alguna de ellas, la Condusef no podrá respaldarlos”, advirtió.
En este momento, señaló que existen muchas personas con deudas en sus tarjetas que los están ahogando, y es muy probable que estén en la necesidad de buscar por todos lados una tablita de salvación para poder liquidarlas.
“En la actualidad hay empresas que ofrecen servicios de asesoría y ayudan a negociar descuentos o quitas, a cambio de una comisión, mejor conocidas como las reparadoras de deuda o crédito, con ellas se debe tener cuidado, pues no pueden ser la mejor opción”.
Explicó que el esquema operativo de las reparadoras es el siguiente: primero preguntan el monto de las deudas, ofrecen asesoría legal y financiera, tomando en cuenta los ingresos y egresos de los usuarios financieros, y de esta manera determinan lo que se puede destinar para el pago.
“Una vez que aceptas, negocian a tu nombre la reestructuración o descuentos de tus deudas con las instituciones financieras acreedoras, y en algunas ocasiones se hacen cargo de atender las llamadas de los despachos de cobranza”, indicó.
Sin embargo, lo más recomendable es acercarse directamente con la institución financiera, para llegar a un acuerdo respecto al pago de la deuda y no recurrir a este tipo de servicios, ya que no proporcionan una solución legal y se corre el riesgo de que se trate de un fraude que además afecte el historial crediticio.
Asimismo, el subdelegado de la Condusef recordó que cuando se deja de pagar una deuda, automáticamente queda registrado en el Buró de Crédito y no existe ninguna forma de limpiarlo más que pagando.
Finalmente, admitió que nadie está exento de tener un bache financiero y que puede ocasionar problemas para cumplir con los pagos, pero se debe saber que al negociar directamente con el banco, puedes ser acreedor a algunas opciones de solución del endeudamiento.