Detecta la Iglesia Católica la venta de documentos eclesiásticos apócrifos que son ofertados por medio de redes sociales. Con ellos, las personas pretenden ahorrar tiempo evitando acudir a las pláticas que son obligatorias para la realización de algunos sacramentos religiosos.

Felipe Gutiérrez, vocero de la Diócesis local, explicó que en lo que va del año se han llegado a registrar hasta tres aseguramientos de documentos falsos durante los fines de semana, en su mayoría en parroquias del sur de la ciudad principalmente. A pesar de que en ocasiones los documentos falsos dan la impresión de que son auténticos, al momento de ser presentados ante las notarías parroquiales para algún trámite eclesiástico, se verifica que se trata de copias sin efecto. Los trámites falsificados de mayor incidencia en el presente año corresponden a certificados pre-bautismales, aunque no se descarta que exista mercado negro de otros documentos en general. Cabe mencionar que son las parroquias quienes determinan en cada caso los días de las pláticas y la hora, pudiendo ser en una sola jornada o incluso en tres tardes la manera en la que se expidan los certificados.

La falsificación de documentos eclesiales ha sido detectada por algunas secretarías parroquiales, quienes juntas han unido fuerzas para investigar e instruirse en la detección de este tipo de documentos, con el fin de erradicar esta ilícita práctica. «Hay que tener cuidado para no ser estafados. Llegan y las ofrecen a otro precio y luego van a la notaría y ven después que son falsas. Eso se convierte en pecado para quienes las compran porque en el fondo es corrupción», expresó.