Benito Jiménez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para evitar que elementos de la Policía Federal que rechazan ser parte de la Guardia Nacional se enlisten en el crimen organizado, la Asociación Mexicana de Empresas de Seguridad Privada (AMESP) abrió sus puertas para los agentes inconformes.

«Sería una lástima que después de varios años de experiencia y capacidad, se perdiera a estos elementos de la actual Policía Federal. Más grave sería que algunos de estos elementos sean captados por cárteles y organizaciones delincuenciales», alertó Joel Juárez Blanco, presidente de la agrupación.

La asociación destacó en un comunicado que agrupa a diversas empresas de seguridad privada en el País que cuentan con espacios de trabajo para elementos honestos, con experiencia y capacidad en diversas áreas que integran la seguridad privada como son seguridad intramuros en inmuebles e instalaciones estratégicas y servicios de escoltas.

También para labores de gabinete como monitoreo, manejo de alarmas y cámaras de videovigilancia, o traslado de valores, rastreo y protección en el autotransporte, entre otras.

«La asociación ve como importante oportunidad que elementos de la Policía Federal, que han sido formados en los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, honradez, respeto a las garantías individuales y a los derechos humanos, según lo marca la constitución, puedan integrarse a la seguridad privada», anotó la agrupación.

Los elementos de la Policía Federal, reconoció, han cursado diferentes áreas de capacitación, por lo que tienen una formación para hacer trabajos de inteligencia y contrainteligencia, planeación, control de disturbios, manejo de armas, que pueden fortalecer con su conocimiento y capacidad al sector de la seguridad privada.

«Muchos de ellos se han capacitado en países reconocidos como potencias en seguridad, como Israel», destacó.

Juárez Blanco advirtió que en la agrupación figuran las principales empresas de traslados de valores, que, en su conjunto, manejan el 95 por ciento del efectivo que circula en el País.

«Éstas requieren de personal debidamente capacitado como lo son la mayoría de los elementos que hoy conforman la Policía Federal. Las empresas de la AMESP se encuentran en casi todo el país, y siete de ellas son filiales de empresas internacionales de gran prestigio», expuso en el comunicado.