Iris Mabel Velazquez Oronzor 
Agencia Reforma

CDMX.- Francisco Garduño Yáñez, titular del Instituto Nacional de Migración (INM), ofreció disculpas por sus expresiones sobre la deportación de migrantes al afirmar que serían deportados «así sean de Marte».

Después de que sus declaraciones fueron condenadas por organizaciones civiles como Sin Fronteras IAP y el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), y se haya iniciado un procedimiento de queja para analizar sus palabras, el funcionario lanzó una disculpa pública.

«El pasado lunes 21 de octubre, hice comentarios que han agraviado a personas, al hacer referencia a grupos concretos de las y los migrantes en situación irregular en nuestro País. Reconozco que estas expresiones no fueron las adecuadas; mi interés no es promover discursos racistas y xenofóbicos», apuntó.

«Considero que la sociedad mexicana comparte -mayoritariamente- los valores y principios de respeto y dignidad de las personas, y está comprometida con la construcción de una Nación incluyente y democrática. Dirijo esta disculpa a las y los migrantes que se vieron afectados por mis expresiones», agregó.

El titular del INM aseveró que no volverá a expresarse de esta forma.

«Lamento sinceramente este discurso que no volverá a repetirse. Reconozco que esta coyuntura representa una excelente oportunidad para implementar una serie de medidas que nos permitan mejorar la gestión migratoria en el País, de acuerdo con el paradigma de los derechos humanos.

«Finalmente, quiero transmitir a todas y todos los trabajadores del Instituto Nacional de Migración que la estigmatización de las y los migrantes no puede ser nunca una guía legítima para orientar su actuación», señaló.

Y para concluir, subrayó el código de ética que debe tener todo aquel que desempeñe un cargo público y anunció acciones de concientización en el instituto que lidera.

«En este sentido, debe quedar claro a cada funcionario que colabora en este Instituto, a cada Agente Federal de Migración, que permanentemente tendremos que estar actualizándonos en la educación, cultura y legalidad de los derechos humanos», refirió Garduño Yáñez.

«De acuerdo a mis principios, mi convicción, mi filosofía y mi educación como Maestro en Derechos Humanos, continuaré con acciones de políticas concretas en estricto apego a los Derechos Humanos y con la interlocución de las Organizaciones de la Sociedad Civil, incluido el Consejo Ciudadano de este Instituto, a los usuarios de los servicios, los organismos públicos y los mecanismos internacionales.

Difundiremos al interior de este INM la Guía para prevenir y evitar prácticas de perfilamiento racial en la operación migratoria, y proseguiremos con las etapas siguientes del proyecto, las herramientas de capacitación para el personal del Instituto, el sistema de monitoreo y evaluación de la gestión pública. Estableceremos mecanismos de coordinación con el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, a fin de estudiar y aplicar esta y otras iniciativas en favor de la no discriminación contra las personas migrantes y refugiadas.

«Diseñaremos una estrategia para mejorar -también- las condiciones en las estaciones migratorias, de acuerdo con los estándares de protección de derechos humanos, que incluirá un mecanismo independiente y transparente de certificación. Será un compromiso la promoción de todas y cada una de las tareas que permitan consolidar prácticas de gestión administrativa, eficientes, transparentes, con legalidad y respeto a los derechos humanos», comprometió.