El Heraldo de Aguascalientes

Ofrece Apocalyptica un metal elegante

Leonardo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL 6-Dic.- Poderío, fuerza y elegancia en su metal fue lo que ofreció Apocalyptica en su concierto Shadowmaker Tour 2016 ofrecido anoche en el Auditorio Citibanamex.
Con una versatilidad pasmosa, los chelos del cuarteto finlandés llevaron al público a encenderse con el metal sinfónico que ofrece la banda en esta gira.
Justo a las 21:04, Eicca Toppinen, Paavo Lötjönen y Perttu Kivilaakso en los chelos y Mikko Sirén, en la batería comenzaron la noche mostrando su estruendoso poderío al interpretar “Reign of Fear”.
Sin dejar apenas tiempo para respirar y con un ritmo frenético la banda toco temas como “Refuse/Resist”, “Grace”, “I’m not Jesus”, “House of Chains”, “Inquisition Symphony”, “Hope”, entre otras.
Pero para muchos fans el concierto realmente comenzó después de “Master of Puppets”.
Si algo le faltaba para acabar de encenderse a los más de 2 mil 500 asistentes (cifra oficial), fue con el cover de Metallica con el que que la banda cimbró el Auditorio.
“¿Cómo están?, ¿están listos para escuchar heavy metal de verdad?”, dijo a los asistentes Franky Pérez, vocal que colaboró con Apocalyptica en la realización de “Shadowmaker”.
Con la clásica “Bitter”, tomaron un respiro e impresionaron a todos con la elegancia de sus cuerdas.
Del nuevo disco fue el sencillo de “Shadowmaker” el que más conoció la asistencia.
Con “Seek and Destroy”, las cabezas y cabelleras se volvieron a agitar con frenesí.
“Monterrey, ustedes son fantásticos esta noche, vamos a volver pronto”, gritó Toppinen a los asistentes después de tocar el también cover de Metallica.
Casi al final, en “Hall of the Mountain King”, la banda incluso tocó un fragmento del himno nacional ante gritos emocionados del público.
Luego, el cuarteto se lució interpretando con maestría los clásicos del metal “Nothing Else Matters”, “I Don’t Care” y “One”.
Así se vivió una noche cargada de metal y emociones fuertes difícil de olvidar en la Ciudad.
Con “One”, la última pieza que tocaron nadie pudo resistir sacar sus teléfonos celulares e inmortalizar el momento. Justo a las 22:53 el concierto concluyó dejando al público con ganas de más.