Zedryk Raziel
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Andrés Manuel López Obrador afirmó que de ganar la elección presidencial de 2018, se mantendrá la estabilidad macroeconómica, se implementará una política fiscal de déficit cero y no habrá aumento de la deuda pública de México.
“Hago el compromiso de mantener equilibrios macroeconómicos. No vamos a aumentar el déficit. Al contrario, vamos a buscar que sea cero déficit, no gastar más de lo que se tenga de ingresos. Vamos a tener control en el gasto para no endeudarnos, no va a seguir creciendo la deuda”, afirmó el dirigente de Morena a través de un video.
El miércoles, analistas de la calificadora Standard & Poor’s estimaron que el próximo año se mantendrá la perspectiva de estabilidad de la economía de México, el comercio y la inversión extranjera, independientemente de que se cancele el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos o de que triunfe en los comicios el aspirante presidencial que lidera las encuestas, en referencia a López Obrador.
“Creemos que los pilares fundamentales que mantienen la calificación (de la deuda) en México continuarían sin importar quién gane las elecciones. El Banco de México seguiría autónomo y continuaría la tasa de cambio flexible y la creíble política monetaria”, dijo Joydeep Mukherji, director gerente de calificaciones soberanas de S&P, de acuerdo con la agencia Notimex.
El tabasqueño celebró la previsión de la calificadora, misma que, precisó, ya había avalado la gestión de la economía de la Ciudad de México cuando él fue Jefe de Gobierno.
“(S&P) asegura que no va a haber ningún desequilibrio económico, financiero, no va a alterarse nada de la economía de México y de las relaciones financieras al triunfo de nuestro movimiento, ya da por descontado cualquier riesgo, y es una calificadora seria”, destacó.
El dirigente morenista confirmó que se mantendrá la autonomía del Banco de México y que el Gobierno federal no tendrá injerencia en sus decisiones.
Sin embargo, consideró que la reforma fiscal perjudicó al sector productivo, por lo que garantizó a inversionistas y empresarios que no habrá aumento de impuestos como IVA e ISR y no se crearán nuevos gravámenes.
El presupuesto, agregó, se financiará con ahorro generado por recortes al gasto corriente y coinversión con la iniciativa privada.
“Vamos a bajar el gasto corriente para aumentar la inversión pública, que se va a utilizar como capital semilla y se va a complementar, a mezclar, con inversión privada para impulsar proyectos productivos, crear empleos, y de esa manera, promoviendo el desarrollo, vamos a lograr que haya crecimiento económico en el país”, indicó.
Durante una gira en Oaxaca, abundó que el objetivo de Morena es modificar la política neoliberal sin perjudicar el equilibrio macroeconómico.
“No vamos a alterar la política macroeconómica. Vamos a cambiar la política económica, eso sí, porque no ha funcionado. En 30 años no sólo no ha habido crecimiento económico. Es un modelo fallido, ya debe de haber un cambio”, apuntó.