Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ofreció ayer realizar una consulta en la que se pregunte a los ciudadanos si los ex Mandatarios deben ser juzgados por delitos como corrupción.

AMLO se comprometió además a incluir en esa nueva consulta la viabilidad de tener un consejo de empresarios que lo asesoren en proyectos productivos, y si se debe crear la Guardia Nacional.

“¿Debe promover que se juzgue, para que haya justicia y no sólo se persiga a chivos expiatorios, y se revisen las responsabilidades en delitos de corrupción y de otros delitos a Carlos Salinas, a Zedillo, a Fox, a Calderón y a Peña Nieto, ¿sí o no?”, fraseó el mismo tabasqueño en entrevista de radio con Carmen Aristegui.

López Obrador defendió su postura de no emprender por su cuenta juicios contra sus antecesores porque, dijo, sería conspirar contra la estabilidad política del País.

“Habría demasiado escándalo, demasiado; y no podría yo hacer lo que quiero para acabar con la corrupción, o sea, me quedaría anclado en el conflicto”, justificó.