Jorge Ricardo Nicolás
Agencia Reforma

CDMX.- Andrés Manuel López Obrador, Presidente electo de México, prometió establecer en la Constitución que todos los aumentos salariales deben ser por encima de la inflación.
“Ahora por ley, porque lo voy a establecer en la Constitución, no va a haber nunca un aumento salarial por abajo de la inflación, cuando menos la inflación”, afirmó.
El próximo Presidente criticó que en los últimos 30 años, durante el periodo neoliberal, el poder adquisitivo del salario se deterioró en más del 70 por ciento, pues, dijo, los aumentos estuvieron muchas veces por debajo de la ley.
En un mitin en Mérida, Yucatán, ofreció, además, un incremento salarial a todos los trabajadores del Gobierno que ganen menos de 20 mil pesos al mes.
“Vamos a reducir, a bajar, los sueldos de los de arriba porque van a aumentar los sueldos de los de abajo, el que trabaja en el Gobierno federal, como policías, soldados, marinos, médicos, enfermeras, maestros, que ganen menos de 20 mil pesos al mes, van a tener aumento por encima de la inflación”, dijo.
El tabasqueño resaltó ante sus simpatizantes los primeros movimientos de lo que llamó “un cambio radical” en el Gobierno, como la eliminación de las pensiones de ex Presidentes y el tope salarial para que ningún funcionario gane más que el Ejecutivo.
Asimismo, recordó que él recibirá el 40 por ciento del salario del Presidente Enrique Peña Nieto.
López Obrador anunció que este sábado se reunirá con cinco Gobernadores de los estados del sureste del País para abordar el proyecto del Tren Maya.