Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La juez Luz María Ortega Tlapa otorgó un amparo para evitar la captura de Emilio Lozoya, pero emplazó al ex director de Pemex a presentarse en un plazo máximo de tres días a una audiencia para iniciar su proceso legal por lavado de dinero.
Además, el ex funcionario en el Gobierno de Enrique Peña, tendrá que pagar una fianza de 500 mil pesos y acudir cada lunes a firmar al juzgado, para que surta efecto la suspensión contra la captura.
De acuerdo con la Fiscalía General de la República (FGR) se obliga al ex director de Pemex a comparecer ante el juez Artemio Zúñiga Mendoza, quien emitió la orden de aprehensión, «tantas y cuantas veces sea citado o requerido».
También ayer el juez Erik Zabalgoitia Novales, concedió otro amparo contra la orden de aprehensión por lavado a Gilda Susana Lozoya, hermana del ex director de Pemex, por lo que tampoco puede ser detenida.
Al respecto, la Fiscalía también informó que dicha suspensión la obliga, en un lapso de cinco días hábiles, a comparecer y ponerse a disposición del juez Artemio Zúñiga, quien emitió su aprehensión en el mismo asunto que Emilio Lozoya y Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México.
La protección judicial concedida, según el acuerdo del juez, obliga a Gilda Susana Lozoya a otorgar como garantía la cantidad de 10 mil pesos para el cumplimiento de las obligaciones que se le han establecido.