En lo que va del año, la expedición de tarjetas de crédito en Aguascalientes ha crecido cuando menos un 10%. Las instituciones bancarias las entregan con demasiada facilidad, y se estima que más de 350 mil plásticos circulan mensualmente en la entidad, denunció ayer el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec), Alberto Aldape Barrios.

Ante la proximidad de una temporada de alto consumo, Aldape Barrios llamó a la responsabilidad a los consumidores, porque la tarjeta de crédito bancaria no es un dinero que se regala, sino que se debe pagar con un costo y en ocasiones puede ser muy alto, con tasas de interés vigente de hasta el 70%, donde la gente debe comprender que no se crearon para comprar el súper de la casa.

Aseveró que las oportunidades de gastar se aproximan en el estado, empezando con el evento que promociona un fin de semana la Cámara de Comercio a nivel nacional, seguido de las fiestas de fin de año, donde las personas suponen que con el dinero que obtendrán por fondos de ahorro o aguinaldo, se pagará la tarjeta de crédito.

Sin embargo, la gente comienza a ver que tiene problemas de pago en los meses de enero, febrero y marzo, motivo por el cual desde ahora deben planearse perfectamente los gastos futuros, no dejarse llevar por la emoción de que les llegó una tarjeta de crédito o de que les otorgaron un crédito de seis mil pesos.

En este momento, las tasas de interés más bajas oscilan en un 48% anual, en los plásticos Premium, pero pueden ascender por encima del 70%, esto hablando de las bancarias, ya que las tarjetas de crédito comerciales cobran tasas superiores al 90% anual, advirtió.

En entrevista con El Heraldo, Aldape Barrios indicó que si una persona usa la tarjeta de crédito para comprar el súper, puede representarle un impacto económico a su bolsillo, pues estaría comprando más caro el consumo de cada semana. “Estos plásticos son para usarse en oportunidades a meses sin intereses o en situaciones de emergencia, únicamente”, advirtió.

Por último, el secretario de Desarrollo Económico del Estado sostuvo que los aguascalentenses están a tiempo de planear positivamente su cierre de año, pues hay que recordar que en el primer trimestre del 2018 habrá gastos que no se podrán eludir como son los impuestos del predial o el cambio de placas del automóvil, de tal manera hay tiempo para que no se complique la economía familiar en los siguientes meses.

¡Participa con tu opinión!