Con el registro de cuatro casos de personas y vehículos afectados física y materialmente por obra pública de agua potable y alcantarillado mal señalizada en lo que va del año, el director de la CCAPAMA, Refugio Muñoz de Luna, aseveró que los daños han sido cubiertos económicamente por CAASA y solicitó la colaboración ciudadana para denunciar todas esas zanjas, que representan un peligro social.
Tan sólo este año se invertirán cuarenta millones de pesos en obras de operación y mantenimiento del servicio de agua potable y alcantarillado, motivo por el cual se requiere el apoyo ciudadano para que no quite ninguna de las señalizaciones que se ponen en la obra pública en proceso.
Anteriormente, dijo que todas estas inversiones se ejercían de modo unilateral por parte de CAASA, ella decía dónde intervenía y punto, pero ahora ya no y existen reuniones semanales de seguimiento para determinar los lugares en que serán ejecutadas y que sean realmente de primera necesidad y no por suposiciones.
Finalmente, el funcionario aseveró que si por alguna razón la Concesionaria de Aguas de Aguascalientes no quiere hacerse responsable de las lesiones que sufra una persona derivado de una ausencia de señalización, la CCAPAMA procede jurídicamente para que se remedie el daño y la empresa asuma y pague los costos generados por ese hecho.
“Además, se ha tomado la decisión de exigir la colocación de señales iluminadas en avenidas principales para evitar percances viales y lesiones humanas”.