Jesus Castillo Rosas 
Agencia Reforma

Washington DC, Estados Unidos.- El nuevo acuerdo comercial con EU y Canadá (USMCA, en inglés) obliga a México a concretar la reforma laboral antes de que concluya 2018, a riesgo de dilatar la entrada en vigor del pacto.

Pospuesta desde febrero de 2017 cuando el Presidente Peña Nieto promulgó la reforma Constitucional al sistema de justicia laboral, concluir las reformas a las leyes secundarias es un requisito que el USMCA contempla ocurra antes de 2019.

“Es la expectativa que México deba adoptar la legislación descrita aquí antes del 1 de enero de 2019. Se entiende además que la entrada en vigor del Acuerdo podría ser dilatada hasta que tal legislación sea efectiva”, establece el Anexo 23-A.

El Congreso federal y los Congresos estatales tenían el mes de febrero de 2018 como fecha límite para aprobar la reforma a las leyes secundarias sobre justicia y conciliación laboral, algo que quedó pospuesto.