En México operan actualmente ciento treinta y cuatro empresas proveedoras de Internet inalámbrico, las cuales traen el compromiso de dar cobertura a las zonas rurales y urbanas del país, es decir en aquellos lugares donde no participan las grandes empresas, informó el presidente de la Asociación Nacional de este gremio, José Miguel Macías Contreras.
Hoy en día, en las zonas urbanas se contabiliza ya un 70% en cobertura, aunque en las rurales todavía se encuentra por abajo del 40%. La oferta se reduce aún más en Oaxaca, Chiapas, Yucatán y Quintana Roo, donde la cobertura rural llega sólo al 20%.
Macías Contreras aclaró que en la zona norte del país, el panorama es diferente con una alta conectividad en entidades como Baja California, Nuevo León, así como en Puebla, en Jalisco y Aguascalientes, pues con la zona Bajío se encuentra privilegiado por el buen nivel económico.
Macías Contreras detalló que en otros estados grandes como Chihuahua y Zacatecas todavía se encuentran desatendidas muchas zonas por la complicación que representa llevar la infraestructura a todos los lugares, pero se trabaja para ampliar la red por todo el país.
“En el caso de Aguascalientes, en particular en el municipio de Calvillo, en 50 comunidades existe servicio de Internet, donde TELMEX abarca sólo a cinco de ellas y las otras 45 son atendidas por empresas proveedoras que utilizan una diversidad de tecnologías para acercar el servicio”.
Indicó que esta Asociación Nacional de Proveedores de Internet Inalámbrico trabaja para que todas las empresas afiliadas ofrezcan un mismo estándar de calidad, instalaciones y servicios para que los clientes sientan que reciben una buena conectividad.
“La sociedad exige una mayor conectividad y por fortuna existen nuevas tecnologías como la 5G, aunque México todavía no se encuentra preparado para ofrecerla, aquí se está en una transición desde la 3G a la 4G y 4.5G que es la más avanzada y la ofrecen TELCEL, ALTAN, entre otras”, comentó.