Entró en vigor el nuevo reglamento para las mesas directivas de padres de familia, que institucionaliza el cobro de cuotas escolares; y en ella se establece que serán destituidos los que hagan mal uso de esos recursos.

El documento señala que las asociaciones podrán ser suspendidas o destituidos de sus derechos, por las siguientes faltas: interrumpir o impedir el servicio educativo, incurrir en el cierre de planteles, poner en riesgo el proceso educativo; realizar proselitismo político o religioso; intervenir en los asuntos técnico-pedagógicos, administrativos, laborales y sindicales de la escuelas.

Y será procedente la destitución de cualquiera de los integrantes de las mesas directivas por hacer uso indebido y aplicación distinta de los recursos financieros, obtenidos a través de las colaboraciones voluntarias acordadas para beneficio de las instituciones (mantenimiento); formar parte en dos o más mesas directivas, en el mismo período, aunque sean padres de familia en diferentes niveles educativos.

Además, a la mitad y al final de cada ciclo escolar, deben rendir cuentas de las colaboraciones en numerario, bienes y servicios que obtengan, a la Mesa Directiva Estatal de Padres de Familia, al Consejo Estatal y al IEA, a través del Departamento de Participación Social.

El nuevo Reglamento de las Asociaciones de Padres de Familia para la Escuelas Públicas de Educación Básica del Estado, sustituye al Reglamento publicado el 30 de marzo del 2009 y las reformas del primero de noviembre del 2010.

Quienes hayan sido elegidos previo a la entrada en vigor del presente Reglamento (que fue ayer), durarán en su encargo únicamente hasta julio del 2019, debiéndose apegar a las nuevas disposiciones, para el ciclo 2019-2020.

Por mal uso de las cuotas que se asignan cada año escolar, en Asamblea se determinará si sólo se procede a la destitución de los responsables, o si, adicionalmente, se da parte al MP, para que se siga proceso penal.