De los doscientos nuevos puntos de videovigilancia digital que se instalan en el Municipio capital, cuando menos treinta contarán con cámaras analíticas que detectarán e integrarán a una base de datos cada uno de los rostros y placas de automóviles que circulen por las zonas de influencia, anunció ayer el secretario de Seguridad Pública, Antonio Martínez Romo.

Al adelantar que en la Plaza de la Patria ya se encuentran colocados los primeros seis de estos equipos analíticos, el titular de la corporación precisó que toda esta información captada por las cámaras quedará almacenada en el C4 Municipal y permitirá ubicar a personas o unidades de toda índole, a fin de proceder a actos de intervención de seguridad pública.

Precisó que todo este sistema buscará detectar a los infractores de la ley, y para ello ya se cuenta y se avanza con la instalación de fibra óptica para la operación de todos estos equipos de videovigilancia y de manera especial de las cámaras analíticas.

El secretario de Seguridad Pública Municipal señaló que estas cámaras analíticas cuentan con un disco duro que tiene una capacidad de grabar y almacenar información hasta por 30 días, y en caso de que no se llegue a requerir ese contenido se reescribe.

Agregó que la ventaja de las cámaras analíticas es que constantemente graban rostros y placas de automóviles, por lo que se crea una base de datos y se establecen patrones de las mismas personas que se puedan generar en un mismo espacio, lo que permitirá detectar a esa gente con oportunidad en caso de pretender un acto ilícito.

“Si la autoridad cuenta con una fotografía y quiere buscar a alguien, se mete a la base de datos y las cámaras analíticas lo comenzarán a buscar de acuerdo a los rasgos de la cara, y si se detecta en algún punto, la cámara avisará para que la policía realice la intervención correspondiente”, indicó.

Precisó que en la capital se pretende acceder a tres mil puntos de videovigilancia, mediante la cooperación de las cámaras instaladas en empresas, comercios o particulares, y entre ellas se encuentran los doscientos puntos que en la actualidad ya se colocan de manera estratégica, cuyas ubicaciones no serán dadas a conocer por cuestión de seguridad.

Las cámaras que se instalan en la ciudad capital son de dos tipos: las tradicionales dedicadas a la videovigilancia que únicamente observan lo que ocurre alrededor de ella, y otras cámaras serán analíticas tanto en rostros como en placas de vehículos.

Esta base de información será alimentada en el C4 Municipal para que cuando se introduzca un número de placa y modelo, el sistema de cámaras analíticas pueda buscar por toda la ciudad ese vehículo en circulación o estacionado.