Durante el transcurso del sábado, comenzaron a retirarse los rescatistas de Aguascalientes que se encontraban trabajando en los escombros del Colegio Enrique Rébsamen, ubicado en Tlalpan, Ciudad de México, tras el terremoto registrado el pasado martes 19 de septiembre.
Lo anterior, luego de que personal de la Marina y del Ejército Mexicano, dieron por concluidas las labores de rescate de posibles víctimas vivas.
Incluso, durante el sábado por la tarde, personal de la Marina comenzó a recuperar juguetes y mochilas de los niños que fueron víctimas de este sismo.
Debido a que todavía se encontraba atrapada una mujer entre los escombros del colegio, se solicitó apoyo a los rescatistas de Aguascalientes a fin de poder localizar y recuperar el cadáver.
Sin embargo, horas más tarde, se les pidió que suspendieran las labores de rescate, en virtud de que ya se comenzaría a meter maquinaria pesada para remover todos los escombros.
Personal de Bomberos Municipales y de la Coordinación Municipal de Protección Civil de Aguascalientes, así como paramédicos del ISSEA y personal de Protección Civil Estatal, procedieron a recoger su equipo y se trasladaron a la base del ERUM.
En ese lugar permanecerán para ver en qué otra zona se requiere de su apoyo.
Mientras tanto, otro equipo de rescatistas se dio a la tarea de recorrer otras delegaciones de la Ciudad de México que resultaron afectadas por el sismo, a fin de brindar la ayuda que se requiera.
Cabe destacar que el equipo de rescatistas de Aguascalientes, estuvo trabajando en la colonia Lindavista y en el colegio Enrique Rébsamen, donde murieron 21 niños y 4 adultos al desplomarse uno de los edificios.

¡Participa con tu opinión!