Se ha vulnerado el derecho a la salud mental de los aguascalentenses, sostuvo Aurelio Coronado Mares, presidente del Colegio de Psicólogos, pues desde hace varios años, existe un rezago en la cobertura de la atención a personas con tendencias presuicidas o aquellas con problemas en su estado de ánimo, los cuales no han sido una prioridad para las últimas administraciones estatales.

Indicó que el incremento constante en el número de suicidios tiene su origen en la falta de cobertura en la atención a la salud mental, así como en políticas públicas que no han sido modificadas a pesar de que en los últimos 20 años han mostrado su poca efectividad, ello, además de la poca inversión en dicha área.

Coronado Mares manifestó que debe haber una atención integral, no sólo en materia preventiva, sino también dar seguimiento a los casos de suicidio, pues pueden aumentar los problemas de estrés entre sus seres cercanos, quienes también podrían incurrir en prácticas suicidas, lo que además podría brindar información acerca de por qué la gente atenta contra su propia vida.

“Para eso se debe incrementar el presupuesto, y que expertos en materia de salud mental monitoreen a las personas que se encuentren en riesgo, para a partir de los hallazgos revelados, elaborar campañas diseñadas con base en un cuerpo de investigación sólido, a fin de generar estrategias para atender a las personas con tendencias suicidas”.

Para concluir, el presidente del Colegio de Psicólogos detalló que esta estrategia debe ser integral, que incluya a sectores como el educativo y salud, pero también hacerla masiva, mediante la difusión de spots o carteles en espacios públicos.