En el duodécimo día del quincenario en honor a la Virgen de la Asunción, las plegarias fueron “Desde la Mirada de María, compartimos con los adolescentes la alegría de estar con Jesús”.
Monseñor José María de la Torre Martín, bendijo al pueblo de Dios a las puertas de su iglesia, mientras que los fieles, con cantos y alabanzas, saludaron a la Madre de Cristo, postrándose ante su hermosa imagen.
La Catedral Basílica lució llena de esplendor con la presencia de creyentes provenientes de las parroquias de Jesús, María y José (del fraccionamiento Ojocaliente), El Buen Pastor, Santo Domingo Savio, María Madre y Reina de las Familias, Santo Toribio Romo, La Transfiguración del Señor y el Templo del Refugio (en Norias de Ojocaliente).
El Padre Casimiro Serna fue el encargado de dar la bienvenida a la feligresía, rogando al Padre Celestial, colme de bendiciones a todos y cada uno de los presentes, ayudando en sus necesidades.
En la oración de los fieles, también pidieron al Altísimo por todos los adolescentes de la Diócesis de Aguascalientes, para que su pasión, su grandeza y sus ideales, los pongan al servicio de una sociedad más justa. Para que sean fermento por la alegría de su testimonio y para que encuentren en la Virgen María la estrella de la esperanza, y por medio de ello vivan su fe y promuevan el compromiso pastoral de sus parroquias.
Las iglesias de Nuestra Señora del Tepeyac, Sagrado Corazón en Cumbres, San Juan Bautista, Santa María Asunta, San Agustín, Santa Eduviges, Santos Ángeles Custodios, Santa María Estrella de la Esperanza (en el Puertecito de la Virgen), Emperatriz de América y San Juan Pablo II, arribaron en punto de las 19:00 horas, para participar de la Sagrada Eucaristía.