La formación de profesionales de la salud es una necesidad social y sanitaria de primer orden, señaló el rector de la Universidad Autónoma de Aguascalientes (UAA), Francisco Avelar González.
Recordó que nadie está exento de caer gravemente enfermo y en un entorno poblacional superior a un millón 200 mil habitantes, como el de Aguascalientes, existe una demanda muy alta de especialistas en la salud.
En ese sentido, expuso que vencer temores y aversiones para ayudar a una persona enferma, a costa de desatender asuntos personales e incluso de exponer la salud propia, requiere de nobleza, un alto sentido humanitario y una gran vocación de servicio.
“De ahí que quienes se dedican a la medicina y a la enfermería son, quizá, los casos paradigmáticos que cumplen a cabalidad con tal descripción, y son también los que llevan al extremo la labor de servicio, porque su trabajo es acompañar al paciente durante los periodos más álgidos del proceso que vive”.
En ese contexto, Avelar González refirió que cada año mueren 40 millones de personas en el mundo a causa de enfermedades no transmisibles, que son el 70% del total que se registran, entonces son millones de personas las que requieren anualmente de servicio y asistencia de médicos y enfermeras.
Destacó que, en Aguascalientes, la UAA puede considerarse la principal formadora de profesionales de la enfermería en la región y en veinte años de esta carrera ha formado integralmente a miles de egresados especialistas en el cuidado de pacientes, que con su labor contribuyen al bienestar de la sociedad.
“En ese sentido, los jóvenes que se preparan en el área deben saber que en el ejercicio diario de su profesión estarán atendiendo a personas con miedos, dolores, inquietudes y necesidades que muchas veces no sólo requieren tratamiento”.
Finalmente, dijo que lo más importante es que estarán esperando de ellos algo de afecto y la empatía de quienes los atienden, por lo que en su formación hay especial interés de que sean excelentes profesionales del área y aún más, mejores seres humanos.