En México había hasta el año pasado solamente 401 geriatras certificados para una población que, según el INEGI, rebasa los 12.5 millones de personas de sesenta años y más que requieren su atención especializada.
Para atender ese segmento de población de manera proporcional se requerirían al menos 2 mil 500 médicos del área, sin embargo, se estima que ese número de especialistas se podrá alcanzar en dos décadas más, señaló el doctor Jaime Azuela Antuna.
Al participar como ponente magistral en la primera jornada del Congreso Internacional de Estudiantes de Medicina que se lleva a cabo en la Universidad Autónoma de Aguascalientes, el medico familiar del IMSS, indicó que este déficit representa un reto y una necesidad importante para la salud de un país que está viendo envejecer a su gente.
Por su parte, el rector de la UAA, Francisco Javier Avelar González, expresó durante la ceremonia inaugural del evento académico los efectos de la falta de cobertura universal que está padeciendo el mundo, al grado de convertir la atención a la salud en un tema de ricos.
Y es que de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud, OMS, en la actualidad hay al menos 100 millones de personas en el mundo que se hicieron pobres por pagar tratamientos y asistencia a la salud.
Hay además otros 400 millones de personas que ni siquiera tienen acceso a los servicios sanitarios esenciales, pues la cobertura se ha visto mermada debido a factores como la marginación, discriminación y desigualdad, así como especulación de medicamentos.
En ese contexto, convocó a los estudiantes de Medicina a contribuir a hacer más accesible la atención médica a la sociedad en general con pensamiento crítico y labor social, brindando sus conocimientos y servicios de manera desinteresada, cuando la necesidad es evidente.
Durante el evento se destacó que a 45 años de la fundación de la UAA y 46 de la carrera de Medicina, se siguen consolidando espacios académicos para generar mayor intercambio científico entre especialistas en el área médica a fin de mejorar la atención de los pacientes.
Invitó así a los futuros médicos a ejercer la profesión desde la ética y el humanismo, valores que han sido características del modelo institucional de la Autónoma de Aguascalientes.