La pérdida de vegetación en la ciudad está impactando en el medio ambiente y genera una elevada temperatura, estableció el director de Conciencia Ecológica de Aguascalientes, Humberto Tenorio Izazaga. Detalló que la sustracción de árboles ha generado un deterioro de la calidad de vida de los habitantes, aunado al incremento en la incidencia de rayos ultravioleta.
El activista social señaló a El Heraldo que el elevado calor que se ha dejado sentir en los últimos días en la ciudad es producto de la pérdida de vegetación que se está teniendo, por la sustracción de árboles, aunado a la helada registrada en diciembre pasado, que quemó aproximadamente el 30% de la masa arbórea, lo cual fue terrible.
Por lo anterior, Tenorio Izazaga consideró que el Municipio de Aguascalientes debería iniciar un programa de reforestación en toda la ciudad, aunado a la iniciativa de los propios habitantes de sustituir los arbolitos que se quemaron con la helada, luego de que algunos sólo tuvieron una rapada espantosa.
Destacó que los árboles dan servicios ambientales importantes a los humanos como la absorción del bióxido de carbono que regresan en forma de oxígeno, producen humedad, atraen la lluvia, permiten la infiltración del agua al acuífero y retienen el suelo.
Tenorio Izazaga estableció que, de acuerdo con la ONU, deben existir cuando menos 12 metros cuadrados de área verde por habitante para llegar a una calidad de vida y confort, pero en Aguascalientes se tienen entre 5 y 5.5 metros por habitante, lo que va en detrimento de las personas.
Una prueba del incremento del calor en Aguascalientes, dijo, es la incidencia de rayos ultravioleta, toda vez que en la escala establecida del 1 al 10, actualmente en la ciudad es del 12, de ahí la recomendación para cuidarse, protegerse los ojos y de ser posible utilizar incluso sombreros.
“Recibimos tanta insolación, como la que recibe Acapulco, según el INEGI. Nomás que aquí no tenemos mar, allá la brisa del mar amortigua, pero aquí no, La mayor insolación está entre las 11 de la mañana y las 4 o 5 de la tarde. Si no necesitan andar en la calle, mejor permanezcan en la sombra”.