Nora Sofía Franco Alvarado se convirtió en una nueva hija de Dios al recibir la gracia del bautismo.
El templo a Nuestra Señora de Fátima enmarcó la ceremonia sacramental donde la bautizada fue llevada a la pila bautismal por sus papás: César Franco y Norma Alicia Alvarado, así como por sus padrinos: Elier Gallegos y Yadira Delgado.
Después de la ceremonia, la familia Franco Alvarado, ofreció un banquete en el salón Fiesta Universidad donde prevaleció el agradable ambiente que propició amena convivencia por varias horas de la tarde.