Diego Martínez / Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 27-Ago .- Un resultado esperado. Sólo faltaba ver si el boxeo del “Money” lo llevaba al triunfo por puntos o por nocaut.
Floyd Mayweather Jr., a sus 40 años salió de un retiro de casi dos para noquear anoche a la estrella de las artes marciales del Ultimate Fighting Championship, Conor McGregor.
Era el debut en el boxeo de McGregor, de 29 años, y la lógica se impuso, pues enfrentó a uno de los mejores púgiles de la historia, quien en su marca invicta ahora presume 50-0, 27 KO’s, que deja atrás la del legendario Rocky Marciano, quien colgó los guantes en 1955 con 49-0, 43 KO’s.
Un combate de morbo, extravagante y millonario, donde el “Money” se volcó en el décimo episodio a golpear al irlandés, que ya no tenía aire para esos rounds en la T-Mobile Arena.
“Hice lo que les dije, iría para adelante. Rocky Marciano es una leyenda y yo quiero estar en el Salón de la Fama. Es mi última pelea”, aseguró al final Mayweather sobre este pleito que pretende ser el más lucrativo de la historia -según lo que haya generado el pago por evento-.
El artemarcialista había comenzado con toda la energía y, pese a no mostrar un boxeo “fino”, el debutante mantuvo a distancia a Mayweather con el jab e incluso llegó a conectar uno que otro golpe que parecía hacer daño.
Pero pasados cuatro asaltos, Mayweather apretó y fue minando al “Notorious”, y para el octavo Conor ya estaba cansado.
Aguantó todo el noveno rollo, pero al siguiente asalto el aire ya le faltaba, le entraban toda clase de golpes y el réferi Robert Byrd paró el duelo, con lo que se decretó el nocaut técnico al minuto y 5 segundos del décimo.
Mayweather sumó su primer triunfo por nocaut desde que tundió a Víctor Ortiz en septiembre de 2011 y se llevó el “Money Belt” del Consejo Mundial de Boxeo.