La noche del viernes y madrugada del sábado, se llevó a cabo un sorpresivo operativo de vigilancia en el que participaron policías estatales, policías preventivos de Aguascalientes y Jesús María, agentes federales de la AIC adscritos a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, así como personal del Ejército Mexicano y agentes de la Fiscalía General del Estado.
Durante el despliegue policiaco, se logró la captura de un distribuidor de drogas que había empezado a operar en el paradero de tráileres conocido como “Las Cachimbas”, que se ubica en la carretera federal 45 Norte, a la altura del poblado de Margaritas, municipio de Jesús María.
El sospechoso se encontraba “trabajando” en el restaurante-bar con razón social “Paraíso”.
Cabe destacar que apenas hace unas semanas, se llevó a cabo un “levantón” en el restaurante-bar “Paraíso”.
Un comando armado irrumpió en el establecimiento y se llevó al hijo del propietario del negocio, aparentemente para presionarlo a que comenzara a vender droga en dicho negocio.
Aunque agentes de la FGE llevaron a cabo las investigaciones correspondientes, el propietario del bar pidió que no intervinieran para evitar que lastimaran a su familiar.

ASEGURAN DROGA
El pasado viernes por la noche, se llevó a cabo un operativo interinstitucional de vigilancia en los municipios de Aguascalientes y Jesús María.
Este operativo se prolongó hasta la madrugada del sábado.
El convoy de patrullas de la Policía Estatal, Policía Preventiva de Jesús María y Aguascalientes, de la PGR, Ejército Mexicano y FGE, llegó a la zona que es utilizada como paradero de tráileres, conocida como “Las Cachimbas”, que se ubica en el kilómetro 13+500 de la carretera federal 45 Norte, a la altura del poblado de Margaritas, en Jesús María.
Mientras militares y policías preventivos de Aguascalientes y Jesús María brindaban seguridad periférica, policías estatales, agentes federales de la AIC y agentes de la Fiscalía General del Estado, procedieron a realizar revisiones en los diferentes establecimientos ubicados en ese lugar.
Fue así como a las afueras del restaurante-bar “Paraíso”, detectaron a un hombre que estaba sentado.
Cuando este individuo se percató de la llegada de las unidades policiacas de inmediato intentó escapar, pero policías estatales lo interceptaron y sometieron.
El sospechoso fue identificado como Alejandro, de 42 años, quien llevaba puesto un chaleco antibalas con una placa de cerámica.
Al ser sometido a una revisión de rutina le encontraron entre sus pertenencias dinero en efectivo, varios envoltorios con metanfetamina y/o “crystal”, con un peso bruto de 10 gramos.
Asimismo, varios envoltorios con marihuana, con un peso bruto de 30 gramos; tres cartuchos útiles calibre .12; dos cartuchos útiles calibre 7.62 para rifle de asalto AK-47; tres cartuchos útiles calibre 90mm. y una báscula gramera.
Cuando el sospechoso Alejandro fue interrogado, confesó trabajar para un grupo de la delincuencia organizada, además de dedicarse desde hace tiempo a la venta y distribución de drogas en la zona de “Las Cachimbas”.
El detenido fue trasladado al edificio de la Dirección General de Atención Especializada de la FGE, donde quedó sujeto a investigación por su probable relación en la ejecución de un trailero, ocurrida en el año 2016 en uno de los locales del sector.