A un mes de la intervención de Veolia Aguascalientes en el título de concesión de agua potable y alcantarillado del Municipio capitalino, el público usuario consultado por El Heraldo reveló que de manera arbitraria, la empresa les ha cambiado de tabulador sin previo aviso, quitándoles la tarifa doméstica y pasándolos a la comercial.

Otros usuarios han enfrentado la presión y la amenaza del corte del servicio de agua potable por la falta de pago de un agua que no recibieron desde junio pasado, en el fraccionamiento Natura en VNSA, y apenas hace dos días comenzó a fluir el vital líquido por las tuberías. Veolia debe recordar que los cortes se encuentran fuera de la ley.

Al acudir a las agencias de atención ubicadas en el mismo Palacio Municipal y en la avenida José María Chávez, la primera con tiempos de espera hasta de dos horas y la segunda de unos veinte minutos, los usuarios coincidieron en que no han sentido cambios trascendentes desde el ingreso de Veolia, incluso dijeron que no les interesa quién es la compañía a cargo, sino recibir un servicio de calidad y justo.

Prácticamente todos los consultados han observado ajustes en las tarifas de agua potable, ya que hace uno o dos meses recibían facturas por 150 pesos y ahora de 170 u 180 pesos. Otros subieron de 160 a 171 pesos, con lo cual se confirma el impacto económico en la facturación por concepto de energía eléctrica en la prestación del servicio.

Una constante que se mantiene ante Veolia Aguascalientes o la CCAPAMA es la facturación desmedida por un servicio que no se justifica, ya que en colonias como fraccionamiento Tierra Buena o Vistas del Sol se encuentran sometidos a tandeos y en cambio les llegan recibos con cobros elevadísimos, y cada vez más queda evidente que los medidores no son los apropiados, pues leen más el aire que el vital líquido.

También se detectó a usuarios que por primera ocasión acuden a una agencia de atención para solicitar un descuento por un recibo que duplica el costo del servicio correspondiente al mes de agosto pasado. Esta situación es una constante que pone en evidencia la población usuaria de Aguascalientes.

En otros casos, los usuarios debieron invertir más de una hora de su tiempo tan sólo para solicitar una copia de su recibo de agua para proceder a liquidar el servicio correspondiente, ya que desde hace varios meses dejaron de recibirlo directamente en sus hogares.

Finalmente, de los entrevistados, el 20% coincidió en que Veolia le ha cambiado de tabulador por su decisión, sin avisarle, a causa de que en su cochera de su domicilio particular cuentan con alguna agencia de viajes, una tienda de abarrotes u otro negocio.