Daniela de la Mora
Agencia Reforma
MONTERREY, NL.-¿Has intentando con pomadas, masajes, estiramientos y nada te quita el dolor de espalda? Es probable que sea una lesión o una lumbalgia y tengas que recurrir con un especialista.
José Eleuterio González Martínez, especialista en medicina del deporte y rehabilitación física, explica que la lumbalgia es la principal causa de incapacidad laboral y que arriba del 85 por ciento de las personas mayores de 40 años tendrán un episodio de este trastorno.
“Cuando alguien tiene un dolor lumbar es por el acumulo de lesiones del día a día hasta que falla el músculo y genera dolor. Hay que saber que una actividad puede generar una lesión de la musculatura lumbar”, dice el experto.
“Hay muchas causas de lumbalgia y por eso es importante que cuando alguien tenga un padecimiento vaya a valorarse con el médico para ver cuál es la causa del dolor y dar el tratamiento correcto”.
De acuerdo con González Martínez, cuando se tiene dolor de espalda puede ser por una cuestión multifactorial, desde una contractura muscular, una hernia de disco que esté contactando una raíz nerviosa, una fractura, algún padecimiento reumatológico, una infección renal, hasta un tumor o cáncer.
“La espalda es un área muy sensible, y es muy fácil de lastimar; malas posturas, cargar objetos pesados, con una mala posición te puedes lastimar, levantarse mal a largo plazo te va a generar molestias en la espalda”, comenta.
“Cuando nosotros interrogamos a un paciente que tiene dolor lumbar específicamente sobre los hábitos del día a día, vemos que tiene años cargando cosas pesadas de mala forma o agachándose mal para recoger cosas del piso”.

Tartamientos
Cuando ya se presenta un dolor, el experto recomienda que se realice un historial clínico para conocer antecedentes médicos y, en caso de que el problema sea muscular, recurrir a una radiografía.
“Se debe revisar que todo esté bien a nivel estructural de la columna y en algunos casos si sospechamos de un problema como un hernia, una irritación nerviosa o un problema estructural en el tejido óseo de la región lumbar podemos pedir una resonancia magnética”, explica González Martínez.
También se hace una exploración física y se hacen estudios para complementar el diagnóstico.
“Palpamos la musculatura, hacemos maniobras para descubrir el origen del dolor y si el origen es algo muscular, se da tratamiento médico y tratamiento de fisioterapia.
“La fisioterapia común es aplicar cambios térmicos como el hielo, infrarrojo, ultrasonido terapéutico que ayuda desinflamar el músculo, electroterapia, masajes”.
El tratamiento médico consiste en dar antiinflamatorios, relajantes musculares y analgésicos de rescate en caso de presentar un dolor insoportable.
“Hoy en día ya existen tratamientos muy innovadores que te ayudan a quitar el dolor lumbar desde la primera sesión, como la terapia de láser de alta intensidad y la terapia de onda de choque que ayudan a regenerar el tejido muscular más rápido y el paciente regresa a sus actividades de la vida diaria más rápido”.
Después de la visita al médico y el tratamiento es importante que el paciente siga fortaleciendo su musculatura lumbar y la musculatura abdominal.
“La mejor faja que podemos tener y podemos usar son nuestros músculos. Si nosotros fortalecemos nuestro abdomen y nuestra espalda no nos regresa el dolor lumbar, siempre y cuando tengamos buenas posturas y una buena higiene de columna”.

Higiene de columna
La higiene de columna es cuando se usan posturas adecuadas para prevenir un dolor en la espalda baja, explica González Martínez.
“Hay muchas posturas que tenemos que cuidar para que no se presente la lumbalgia. Desde la forma de levantarse de la cama, hay que tener precauciones. La mayoría de las personas se levantan flexionando la columna y eso a largo plazo va a generar dolor”, expresa.
“La columna es muy sensible a las cargas.
“Por ejemplo, cuando alguien se agacha para agarrar algo del piso, la columna ya está soportando 250 por ciento más peso del que debe estar soportando, ahora agacharse y levantar algo de cinco kilos de forma inadecuada, la columna está cargando más del mil por ciento de lo que debe cargar”.

¿Los masajes son buena idea?
Que te den un masaje puede ser una idea tentadora si sientes dolor de espalda, pero González Martínez recomienda que sea con un traumatólogo o con un especialista en medicina del deporte y rehabilitación.
“Si vas con una persona que te haga masaje sólo te va a ocasionar más inflamación y mayor dolor, porque esas personas no están capacitadas para dar un tratamiento a nivel lumbar. Siempre es importante que vengan a consultar con un especialista para ver cuál es el origen del dolor y dar tratamiento específico a la causa del problema”.

Recomendaciones
Es importante recalcar que la lumbalgia es prevenible siempre y cuando sigas las siguientes recomendaciones:

– Hacer estiramientos de oficina o yoga de oficina en caso de estar sentado por largos periodos de tiempo.
– Procurar cambiar tu postura cada media hora.
– No ignorar el dolor lumbar y acudir con el médico para recibir el tratamiento adecuado.
– Al despertar lo ideal es primero ponernos de lado, bajar los pies y levantarnos con los brazos y no con la espalda.
– Tener un colchón adecuado, ni muy rígido ni muy suave.
– Evitar cargar pesas con una mala técnica en el gimnasio.
– Usar faja al cargar algo pesado.
– No dormir boca abajo.
– Agacharse de manera adecuada, flexionando las rodillas.
– Estar sentado mucho tiempo con una silla que no tenga un soporte lumbar también genera daño a la columna a largo plazo.

*Con información de José Eleuterio González Martínez, especialista en medicina del deporte y rehabilitación física.

ASÍ LO DIJO
“La espalda es un área muy sensible, y es muy fácil de lastimar; malas posturas, cargar objetos pesados, con una mala posición te puedes lastimar, levantarse mal a largo plazo te va a generar molestias en la espalda”.
José Eleuterio González Martínez, especialista en medicina del deporte y rehabilitación física.