No tenía piedad con su hijita

Una mujer fue detenida por policías preventivos de Aguascalientes, tras quedar al descubierto las brutales golpizas que le propinaba a su propia hija, una niña de apenas un año y 6 meses de edad.
La mujer que se encuentra detenida en el Centro de Justicia para Mujeres y a disposición de la agente del Ministerio Público, fue identificada como Jennifer, de 22 años.
Fue detenida el martes por la mañana en un domicilio ubicado en la avenida San Francisco de los Viveros, en el fraccionamiento Balcones de Oriente, hasta donde acudieron policías preventivos del Destacamento “Jesús Terán”, a bordo de la patrulla 0216-B2, para atender un reporte de violencia doméstica. Fueron vecinos quienes hicieron el reporte tras escuchar fuertes gritos de una mujer y el llanto desesperado de una niña.
A la llegada de los oficiales se percataron que una pequeñita lloraba de forma exasperante, por lo que al cuestionar a la mamá sobre lo que sucedía, ésta comenzó a caer en contradicciones, además de pedirles que se retiraran ya que no pasaba nada. Sin embargo, los policías preventivos se percataron que la niña presentaba huellas de maltrato infantil.
Al momento de revisarla detenidamente, detectaron que la niña tenía golpes en diferentes partes del cuerpo y huellas por quemaduras en la espalda, por lo que procedieron a detener a la joven mujer con el fin de trasladarla a la Fiscalía General del Estado. Asimismo, al lugar de los hechos arribó una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil, que tras valorar a la niña determinó que presentaba quemaduras de segundo grado y le fueron provocadas con aceite vegetal.